×

Reglas largas y premenopausia

Reglas largas y premenopausia

La premenopausia es la etapa previa a la llegada de la menopausia en la que comienzan a aparecer ciertos signos que nos indican que falta menos para llegar a esta nueva etapa. Durante este periodo, que puede durar varios años, comienzan las alteraciones hormonales que pueden causar, entre otros síntomas, reglas más largas de lo habitual.

Índice

¿Qué es la premenopausia?

La premenopausia es la etapa anterior a la llegada de la menopausia que puede durar desde unos cuantos meses hasta 5 o 6 años, depende de cada mujer. Durante esta fase, los ovarios de la mujer comienzan a funcionar de manera irregular debido a que sus hormonas reproductivas, estrógeno y progesterona, empiezan a experimentar subidas y bajas en sus niveles, lo que hace que aparezcan los primeros síntomas asociados a la menopausia:

Sofocos y sudores nocturnos

• Problemas para dormir

Sequedad vaginal

• Cambios en los ciclos

• Irritabilidad y ansiedad

• Cambios en el metabolismo

La premenopausia suele comenzar hacia los 40-43 años, aunque puede empezar más tarde y, como decíamos, en algunas mujeres dura solo unos cuantos meses hasta que por fin los ovarios dejan de funcionar definitivamente, mientras que otras pueden estar años en esta etapa.

Igualmente, no todas las mujeres experimentan los mismos síntomas en esta fase ni con la misma intensidad. Para algunas, la premenopausia puede pasar casi desapercibida, mientras que otras sufren mucho durante estos años y necesitan tratamiento de ginecología desde el primer momento.

Lo más importante es que debes saber que la premenopausia es una etapa más en la vida de una mujer que acaba cuando, tras 12 meses consecutivos sin tener la regla, llega la menopausia y que se puede seguir llevando el mismo ritmo de vida siempre que sepas qué síntomas pueden aparecer y cómo tratarlos si interfieren en tu vida laboral o personal.

Cambios en los ciclos en la premenopausia

Uno de los síntomas más evidentes, y de los primeros que aparecen, son los cambios en el ciclo menstrual de la mujer. Y es que el descenso en algunos meses de los estrógenos y la progesterona provocan que los ovarios no liberen ningún óvulo, lo que significa que ese mes la mujer no va a tener la regla. Por lo tanto, una mujer que era regular comienza a ser irregular y puede pasar varios meses sin tener la regla y volver a tenerla de nuevo varios meses seguidos, y de nuevo no tenerla, y así durante un tiempo que puede oscilar entre 1 y 6 años, depende de lo que dure la perimenopausia.

Pero los ciclos no solo se vuelven irregulares, también puede haber cambios en la cantidad del sangrado y en la duración del mismo. Así, algunas mujeres pueden comprobar cómo, de repente, sus ciclos pasan de durar 3 días a alargarse hasta los 5 o 6 días, teniendo reglas mucho más largas de lo que solían. De igual modo, es posible que el sangrado sea más intenso o justamente lo contrario, que el flujo sea mucho más escaso de lo anterior. O que varíe de unas veces a otras.

En definitiva, los ciclos se vuelven irregulares en todos los aspectos, por lo que será difícil calcular cuándo se va a tener la regla, cuánto va a durar o cómo va a ser el sangrado, por lo que debes estar preparada para estos cambios y no asustarte.

No obstante, aunque tengas 45 años y sospeches que estas irregularidades en tu ciclo están causadas porque has entrado en la premenopausia, es conveniente que acudas a tu ginecólogo para descartar otras enfermedades o problemas que pueden causar ciclos irregulares o reglas más largas, como problemas en la tiroides que regula las hormonas femeninas, quistes o tumores en los ovarios, enfermedades inmunitarias, un alto estrés emocional, etc.

Y, además, es importante que tengas en cuenta que, aunque no ovules todos los meses, hasta que no llegues a la menopausia tus ovarios siguen funcionando y liberando óvulos, lo que significa que sigues siendo fértil y que, aunque es complicado, podrías quedarte embarazada, por lo que debes seguir usando un método anticonceptivo si no quieres un embarazo tardío no deseado. Hasta que tu ginecólogo no certifique que has llegado a la menopausia y que tu vida fértil hay acabado del todo, no debes descuidarte ya que, aunque es cierto que las posibilidades de un embarazo natural pasados los 45 años son muy escasas, de apenas el 1%, existen, por lo que debes seguir usando métodos anticonceptivos.

Por último, es conveniente que aceptes esta etapa como una más en la vida de la mujer y que no caigas en depresión o tristeza al pensar que se inicia el declive de tu vida porque no es así, ni mucho menos. Teniendo en cuenta que la esperanza de vida de las mujeres en España ronda los 84 años, aún te queda la mitad de tu vida para disfrutar y conseguir cumplir muchos más sueños y logros, solo debes saber qué síntomas negativos puedes experimentar y cómo controlarlos o evitarlos para poder seguir disfrutando de tu vida.

¿Te ha gustado? 3

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración