×

Ansiedad en la menopausia

Ansiedad en la menopausia

Toda mujer debe saber que la menopausia tarde o temprano va a llegar a su vida y que se trata en primer lugar de una etapa como cualquier otra de la vida, pero a la que no debe tener miedo ni sentir pánico ya que por mucho que se acerque a la vejez todavía le queda mucho por hacer, por sentir, por conocer…

Índice

Consejos para la menopausia

El problema está en que son muchas las mujeres que no piensan eso, sino que se trata puramente del camino a la ancianidad y, como consiguiente, el final de la vida. Sin embargo, es en eso precisamente en lo que una no debe pensar ya que simplemente lo que se va a perder en esta otra etapa de la vida es la capacidad reproductiva. No obstante, son muchas las mujeres que no piensan solo en eso, en ese fin de la capacidad reproductiva y van mucho más allá, se sienten tristes y totalmente vacías en muchas ocasiones llegando incluso a padecer trastornos como la ansiedad.

Lo cierto es que sufrir ansiedad puede formar parte en muchas ocasiones de una parte normal de la vida de las personas. De hecho, este tipo de trastornos son más frecuentes de lo que pensamos. Sin embargo, el problema es que dichos sentimientos de ansiedad e incluso de pánico llegan a interferir muchas veces en las actividades diarias convirtiéndose incluso en situaciones algo difíciles de controlar. La ansiedad es una respuesta normal al estrés, pero que se dificulta cuando llega a interferir en el día a día. Se trata en definitiva de un sentimiento de preocupación, nerviosismo o temor a una determinada situación, como es la menopausia.

Por eso es importante que la mujer tenga en cuenta algunas recomendaciones sencillas al menos para tener un mayor control sobre esta etapa de la vida en la que la menopausia está haciendo hincapié. En cuanto a su alimentación deberá tener en cuenta que es algo de lo más importante en esta etapa. La mujer debe seguir una dieta saludable y equilibrada y olvidarse por supuesto de grasas saturadas y demasiados azúcares. En lo que respecta al ejercicio, el médico será quien deba concienciar a la mujer de lo importante que este es en la menopausia. Será por ello un tema también del que se hable cuando acuda a las diferentes consultas en estos momentos en las que el médico debe aconsejarle adecuadamente. Asimismo, será fundamental también hacer ver a la mujer premenopáusica o menopáusica que el estrés va a estar muy presente. Este ya es de por sí un gran condicionante de la salud humana y durante la menopausia lo va a ser aún más. Por eso es importante saber orientar a la mujer para saber evitarlo en la medida de lo posible o ayudar con un tratamiento adecuado.

El peso corporal también va a influir en esta etapa ya que durante la menopausia la mujer tiende a coger más peso de lo normal. Para evitarlo es importante elaborar una serie de dietas adecuadas y acordes a su forma de vida y situación personal. Y en cuanto al ocio igual. Habrá que darle la misma importancia que a todo lo anterior, aunque a priori no parezca demasiado importante, lo es y mucho. La menopausia podría identificarse también como una época en la que todas las mujeres deberían mantenerse en actividad casi de forma constante.

Las mujeres en esta etapa no deben en absoluto reducir su círculo de amistades a siempre el mismo, un grupo de cuatro o cinco amigas de toda la vida, sino más bien todo lo contrario: abrir su mente y abrirse también en general a nuevas amistades que puedan llegar a su vida en estos momentos. También podría ser bueno buscar actividades lo suficientemente creativas o, por ejemplo, actividades sociales con las que se sientan cómodas.

¿Se puede llegar a sentir ansiedad en la menopausia?

Por supuesto que sí. De hecho, la ansiedad, como ya veíamos, es un sentimiento subjetivo que lo que va a implicar es la presencia de tensión, inquietud, aprensión o miedo. Y la etapa de la menopausia, por su parte, se va a presentar como una amenaza para muchas mujeres y que las va a preparar, sin duda, para un gasto extra de energía. Es importante antes de relacionar ambas conocer los síntomas generales de la menopausia.

La ansiedad es un síntoma que va a estar presente en muchas enfermedades somáticas y que se va a diferenciar porque consta de síntomas de diferentes tipos como son los psíquicos, los fisiológicos o los personales. Los síntomas psíquicos son la inquietud, la inseguridad, el temor, etc. Dentro de los fisiológicos nos podemos encontrar la sudoración, el temblor, la taquicardia, la tensión muscular o los vértigos y, finalmente, en los síntomas personales predominan el deterioro laboral y el sentimiento de rechazo.

Cuando la relacionamos con la menopausia hay que tener claro que esta suele ser expresada muchas veces como nerviosismo, inquietud, estrés o irritabilidad. Además, y según el estudio E.C.A. norteamericano, nos hemos podido dar cuenta de que los trastornos de ansiedad son más frecuentes en mujeres que en hombres entre los 45 y los 64 años, y que concuerda además con el elevado consumo de ansiolíticos (fármacos con acción depresora del sistema nervioso central destinado a disminuir o a eliminar los síntomas de la ansiedad) también a esta edad, coincidiendo por tanto con la época de la menopausia.

Esta se suele presentar entre los 45 y los 55 años, aunque en muchos casos algunas mujeres ya puedan comenzar a experimentar los primeros síntomas antes incluso de los cuarenta y cinco años. En cuanto a la sintomatología de esta hay que destacar que existen diferentes tipos de síntomas como son:

- los signos y síntomas vasomotores, como los sofocos y las palpitaciones.

- los síntomas urogenitales como los trastornos urinarios.

- y los síntomas psicológicos como el insomnio, el nerviosismo, la irritabilidad, la depresión o la ansiedad.

¿Por qué es tan común la ansiedad en la menopausia?

La ansiedad como síntoma psicológico común en la menopausia podría definirse como el estado emotivo que responde a una sensación de amenaza. En este último caso sería bueno identificar si se trata de una ansiedad patológica o no para averiguar si hubiera o no que acudir al especialista. Asimismo, este síntoma podría tratarse también de un proceso hormonal que ha sido siempre cíclico y pasajero durante la vida de las mujeres. Sin embargo, lo que va a suceder durante la menopausia es que este se va a revolucionar y a acentuar provocando algunas consecuencias.

Pero ¿qué va a provocar esa ansiedad? Los procesos químicos en el organismo de la mujer menopáusica causan esa inestabilidad emocional y, como consecuencia, la ansiedad. También va a aparecer en muchas ocasiones a causa de la incomprensión del entorno, un factor determinante para que la mujer comience a sentirse sola y sin tener ni idea de a quién acudir cuando llega a su vida ese sentimiento de tristeza y soledad. Con todo ello nace, por tanto, la ansiedad en la menopausia. Y por eso actividades como leer, crear, buscar grupos de referencia donde compartir lo que siente con otras mujeres en su misma situación también van a ser según muchos expertos “un arma que les ayude a crecer”.

Fuente: Trastornos de ansiedad, https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/anxiety/symptoms-causes/syc-20350961 Dra. Laparte Escorza, Carmen; Dr. García Manero, Manuel, (2005), Menopausia. Cómo vivirla y superarla sin miedo, León, Ed. Everest. Alonso Álvaro, Angel; Fuertes Rocañín, José C; de la Gándara Martín, Jesús J.; Martínez Guisasola, Javier; Pérez Hidalgo, Carmen; Tamayo Santamaría, Maite (1997), Menopausia y Trastornos Psicosomáticos, Madrid, Cauce Editorial.

Redacción: Ana Ruiz

¿Te ha gustado? 1

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración