×

AffectiveSección Ofrecida Por:
Alimentos recomendados en la menopausia

Alimentos recomendados en la menopausia

La menopausia es un proceso natural que sucede en la vida de las mujeres cuando sus periodos menstruales desaparecen de forma definitiva y, aunque es cierto que esta como tal no engorda, a partir de una determinada edad el cuerpo de la mujer tiende a acumular una mayor cantidad de grasa. ¿Quieres saber por qué y cómo prevenirla? ¿Eres consciente de todos los alimentos que deberían estar prohibidos por completo durante esta etapa y cómo deberías seguir una dieta más sana y saludable? Te lo contamos en este artículo.

Índice

La alimentación en la menopausia

Hay que tener en cuenta en primer lugar que los cambios en la menopausia se deben principalmente al descenso de las hormonas femeninas, es decir, a los estrógenos. Este gran desequilibrio es lo que va a generar cambios desconocidos en el cuerpo y lo que también va a provocar algunos síntomas como pueden ser los sofocos, el insomnio, los cambios en el estado de ánimo, el dolor al mantener relaciones sexuales o la disminución de la libido.

Pero seguir una dieta saludable importa, y mucho. De hecho, y a pesar de que una tome alimentos adecuados en la menopausia, si bebe, por ejemplo, mucho alcohol, de nada sirve puesto que el alcohol, aparte de envejecer, también engorda. No obstante, se debe tener en cuenta que en la menopausia sí es especialmente perjudicial.

En cuanto a la alimentación como tal debes saber que, a pesar de poder seguir comiendo pasta y arroz, debes evitar los que sean blancos y, por supuesto, las harinas. Mejor escoger estas en su versión integral. Además, hay que intentar evitar también los carbohidratos refinados como el arroz blanco, el pan blanco, etc. Todos estos se deben evitar no solo para contribuir a que la mujer no engorde en la menopausia sino también porque los carbohidratos refinados pueden afectar al estado de ánimo de la mujer.

Notarás, no obstante, que al cambiar a la versión integral de estos tardan algo más de tiempo en hacerse, pero de precio, al menos actualmente, andan más o menos por el estilo. Eso sí, tu cuerpo te lo va a agradecer, te sentirás mucho mejor y ayudarás al cuerpo a expulsar lo que no necesita. Tanto el café como la cafeína deben evitarse en la menopausia. Sin embargo, cuando una no es capaz de dejarlo en absoluto lo mejor es reducir a un café al día y siempre dejar de consumirlo en la segunda mitad del día. Existe también la opción de tomar infusiones sin teínas y en frío.

Pero ¿por qué debemos dejar de lado el café y la cafeína?

Pues bien, como el insomnio es uno de los síntomas de la menopausia se debe evitar en esta etapa ya que tanto el café como tal como la cafeína pueden afectar a la calidad de sueño. Además, cuando juntas el café o la cafeína con los cambios hormonales puedes convertirte en una auténtica bomba de relojería, así que nada de café.

¿Qué hay de los azúcares refinados? ¿Y del azúcar blanco?

Una de las principales causas por las que se deben evitar los azúcares refinados en la menopausia es porque te va a ayudar a mantener tu peso bajo control. En cuanto al azúcar blanco hay que sabe que este se encuentra en las salsas, en las patatas fritas, en las sopas de tetrabrik o en el chorizo, alimentos procesados. Además, el azúcar blanco lo único que provoca es que te sientas hinchada y más cansada, también envejece tu piel, engorda y provoca numerosas enfermedades como la diabetes.

La sal: algo a tener muy en cuenta en la menopausia

Todo en exceso es malo y la sal no iba a ser menos. Sin embargo, durante la menopausia es importante vigilar el consumo de sal ya que lo ideal es reducirla. Es cierto que a la mayoría de la gente no les recomiendan mucha sal, exceptuando por ejemplo a aquellas que tienden a tener la tensión más baja. Pero lo cierto es que, además, durante esta etapa el exceso de sal contribuye a que el cuerpo de la mujer retenga muchos más líquidos. Esto hará que la mujer gane mucho más volumen en las piernas, pero también en el abdomen y la cadera. Asimismo, el consumo excesivo de sal lo único que hace es incrementar las posibilidades de sufrir hipertensión y numerosas enfermedades cardiacas.

¿Las carnes rojas pueden aumentar la bajada de estrógenos?

La respuesta es sí, y es que lo cierto es que según algunos estudios un consumo excesivo de carnes rojas aumenta la bajada de estrógenos, que es precisamente la hormona que una mujer tiene durante la menopausia en los niveles más bajos. Por ese motivo es importante reducir como mínimo un 20% de consumo de carnes rojas en esta etapa de la vida lo que ayudará también, por supuesto, a poder mantener el peso bajo control.

Entonces ¿qué hay que comer en la menopausia?

Los cereales integrales, el aceite de oliva virgen extra, los espárragos y las alcachofas y, por supuesto, intentar consumir mucho más pescado y carne de lo habitual, pero que sean blancos como el pollo, el pavo o el conejo y sí, si estos son ecológicos mucho mejor. Hay que tener en cuenta que muchas veces el pollo que uno compra está criado con hormonas para que crezca más rápido, unas hormonas que directa o indirectamente nosotros también absorbemos al comerlo.

Y eso sí, nada de saltarse las cenas. En esta etapa de la vida suelen ser muchas las mujeres las que tienden a modificar sus hábitos alimentarios. Uno de los más habituales suele ser reducir la cena, quedándose en una simple ensalada, un yogur o una fruta del tiempo. Por supuesto, un gran error que lo único que puede provocar es que se aumente de peso y que, además, disminuya la masa muscular por falta de proteínas.

Pero no basta solo con la dieta saludable… también hay que hacer ejercicio

De hecho, este es un ejercicio indispensable. Unos hábitos alimenticios saludables deben acompañarse de la práctica habitual de ejercicio físico. Según los especialistas, alrededor de 150 minutos a la semana podrían ser suficientes, especialmente si estos se reparten en ejercicio activo e isométrico de grandes músculos que además de facilitar la circulación también contribuyen a quemar suficientes calorías y a reforzar los huesos.

Fuente: Frank Jane (2005), Superar la menopausia con una alimentación sana, Huelva. IDEA BOOKS (S.A.)

Redacción: Ana Ruiz

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración