×

Inflamación de ovarios en la menopausia

Inflamación de ovarios en la menopausia

A lo largo de la vida fértil, es normal que la mujer sienta dolor de ovarios días antes de que baje la regla y durante la menstruación, ya que los ovarios se inflaman y provocan este característico dolor. Sin embargo, puede sorprender que se produzca esta inflamación y dolor una vez llega la menopausia, ya que los ovarios dejan de funcionar. ¿A qué puede deberse?

Índice

Causas de la inflamación de ovarios en la menopausia

Cuando los ovarios se inflaman causan dolor en la parte más bajad del abdomen. Este dolor puede ir acompañado de calambres y puede ser constante o ir y venir. De igual modo, puede ser más o menos intenso. Asimismo, este dolor acompaña a las mujeres a lo largo de su vida fértil en los días previos a la menstruación y durante esta, aunque no todas lo experimentan con la misma frecuencia e intensidad. Para algunas es tan fuerte, que necesitan recurrir a medicación para poder continuar con su día a día.

Y, por eso, para ellas la llegada de la menopausia puede suponer un alivio ya que, al dejar de ovular cada mes, los ovarios dejan de inflamarse y doler. Por eso, pueden sorprenderse cuando están en esta etapa y los ovarios les siguen doliendo, lo que les puede hacer pensar que algo malo les ocurre. Estas son las principales causas de inflamación y dolor de ovarios durante la menopausia:

1- Todavía estamos ovulando: muchas mujeres piensan que han llegado a la menopausia cuando empiezan a sentir sofocos y sus ciclos son irregulares, pero lo cierto es que, hasta que no pasan 12 meses consecutivos sin tener la regla, no se considera que se ha llegado a la menopausia, sino que la mujer está en una fase previa llamada perimenopausia en la que empiezan a aparecer estos síntomas como sofocos, sudores nocturnos, sequedad vaginal, irregularidad en los ciclos… pero es posible que sus ovarios sigan funcionando y ovulando, aunque sea de manera irregular, por lo que la inflamación y el dolor pueden estar causados por esa ovulación. Espera unos días, ya que es probable que la regla te baje de nuevo.

2- Embarazo ectópico: si aún no has entrado en la menopausia y todavía estás ovulando, es posible que se produzca un embarazo, por lo que debes tener cuidado y usar métodos anticonceptivos si no quieres un embarazo tardío ya que, aunque las posibilidades son pocas, existen y, además, un embarazo pasados los 45 años es mucho más peligroso ya que aumenta el riesgo de padecer abortos, anomalías cromosómicas del feto o un embarazo ectópico, es decir, un embarazo implantado fuera del útero, normalmente en las trompas de Falopio, lo cual causa un dolor muy fuerte en la zona abdominal, la pelvis y en la zona lumbar de la espalda. Este embarazo es inviable y pone en peligro la vida de la mujer, por lo que hay que realizar un aborto terapéutico.

3- Enfermedad inflamatoria pélvica: es una enfermedad bacteriana de transmisión sexual que se contagia mediante el sexo sin protección y que causa que una serie de bacterias se propaguen por la vagina, el útero, las trompas de Falopio y los ovarios, causando la inflamación de los mismos y mucho dolor, además de mal olor vaginal, dolor al orinar o molestias al tener relaciones… Esta enfermedad puede causar grandes daños en el sistema reproductor, por lo que, en cuanto notes estos síntomas, debes ir al médico para iniciar el tratamiento correspondiente.

4- Tumores: tanto los tumores benignos como malignos localizados en los ovarios pueden causar la inflamación de los mismos. Por eso, si ya has entrado en la menopausia, fase en la que los ovarios no deberían inflamarse ni doler porque ya no ovulan, y notas mucho dolor abdominal es conveniente que vayas al médico para descartar cualquier enfermedad o tumor que pueda estar causando esta inflamación.

5- Endometriosis: aunque es una enfermedad propia del periodo fértil, ya que va unida a las ovulaciones y el crecimiento del tejido endometrial en cada ciclo, puede alargarse a la menopausia, por lo que, si has sufrido de endometriosis toda tu vida, es posible que sigas notando inflamación y dolor de ovarios en la menopausia a causa de esta enfermedad. Si es así, deberás consultar a tu médico para ver qué tratamiento debes seguir.

6- Molestias gastrointestinales: muchas afecciones del sistema intestinal causan un dolor en la zona que puede confundirse con dolor de ovarios, especialmente los gases o el síndrome del colon irritable. Por lo tanto, es posible que pienses que tienes los ovarios inflamados, pero que realmente sea el estómago y sus anejos los que te están dando problemas.

7- Quistes ováricos: son cavidades rellenas de líquido que pueden aparecer a causa de los cambios hormonales y que provocan inflamación y dolor en los ovarios.

¿Qué se debe hacer?

Como hemos visto, efectivamente en la menopausia la inflamación y el dolor de ovarios suele ir unida a patologías o afecciones más o menos graves como la Enfermedad Inflamatoria Pélvica, tumores benignos o malignos o quistes. Por eso, si has entrado de lleno en la menopausia y sabes seguro que tus ovarios ya no funcionan, y notas dolor o inflamación en la zona, así como otros síntomas indicativos de enfermedad como sangrado vaginal, mal olor vaginal, ardor al orinar, dolor en las relaciones sexuales, etc., es conveniente que acudas al médico para que te realice una serie de pruebas (ecografías, análisis de sangre, citologías) para comprobar la causa de esta inflamación y ponerle tratamiento cuanto antes.

Fuente: Asociación Española para el Estudio de la Menopausia

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración