×

¿Cuánto tiempo duran los síntomas de la menopausia?

¿Cuánto tiempo duran los síntomas de la menopausia?

Según un estudio reciente, la mayoría de las mujeres experimenta los síntomas de la menopausia durante 7 años o más, lo que supone mucho tiempo de molestias y problemas como los sofocos o el insomnio, por lo que es importante que las mujeres sepan cuáles son estos síntomas y acudan a su médico cuanto antes para saber cómo atajarlos.

Índice

¿Cuánto duran los síntomas?

La menopausia es la etapa en la vida de la mujer en la que deja de ovular debido al descenso de los niveles de dos hormonas principalmente: estrógenos y progesterona. Cuando una mujer no ovula ni tiene la regla durante al menos 12 meses consecutivos, se dice que ha llegado a la menopausia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los síntomas asociados a esta (insomnio, dolor de cabeza, mal humor, irritabilidad, sequedad vaginal, sofocos, etc.) empiezan unos cuantos años y siguen unos cuantos años después. Por eso, la gran parte de las mujeres menopáusicas experimentan estos molestos síntomas entre 5 y 10 años.

Así, según un estudio reciente realizado por la Escuela de Medicina Wake Forest en Winston-Salem, Carolina del Norte, más de la mitad de las mujeres experimenta esos desagradables síntomas durante siete o más años, especialmente los sofocos y los sudores nocturnos.

"Las mujeres no deben sorprenderse si sus sofocos duran varios años", explica Nancy Avis, profesora de ciencias sociales y políticas de salud y principal investigadora de este estudio. En concreto, cuatro de cada cinco mujeres experimentan sofocos y sudores nocturnos en los años anteriores a la llegada de la menopausia, por lo que estos síntomas pueden alargarse hasta 12 años. Y, para muchas de ellas, los síntomas persistieron en promedio 4,5 años más.

El estudio, publicado en la revista JAMA Internal Medicine, también sugiere la necesidad de "más investigación sobre formas seguras y efectivas de aliviar esos síntomas" ya que afectan a la calidad de vida al interrumpir el sueño y desmejorar la salud física y mental de la mujer que los padece.

La menopausia se da generalmente entre los 45 y los 55 años de edad, según la Sociedad Norteamericana de la Menopausia (North American Menopause Society). A esta edad comienza lo que se conoce como perimenopausia, un periodo que puede durar varios años en los que hay subidas y bajadas de los niveles de estrógeno y otras hormonas, lo que provoca la aparición de los síntomas, especialmente de los sofocos, un calor repentino y muy molesto que se experimenta en la parte superior del cuerpo y puede durar hasta 10 minutos en los que la mujer se siente muy incómoda y molesta.

La investigación se llevó a cabo con datos de 1.449 mujeres que participaron en el Estudio de salud de las mujeres de la nación entre febrero de 1996 y abril de 2013. Todas reportaron tener sofocos y sudores nocturnos frecuentes durante al menos seis días en las últimas dos semanas.

De media, esos síntomas duraron 7,4 años. Además, se descubrió que cuanto antes comenzaran los síntomas, más tiempo duraban. Así, las mujeres que sufrieron sofocos y otros síntomas menopáusicos antes de la llegada de esta sufrieron más tiempo: 11,8 años, mientras que las mujeres que pasaron por una menopausia temprana sufrieron síntomas durante unos 9,4 años.

Por contra, las mujeres cuyos sofocos y sudores nocturnos comenzaron después de la menopausia solo padecieron los síntomas durante poco más de tres años, en promedio. La raza y la etnia también afectan a la duración de los síntomas. Las mujeres negras reportaron los síntomas de mayor duración, unos 10 años. Las mujeres japonesas y chinas las que menos tiempo, 4,8 y 5,4 años, respectivamente. Entre las blancas, el punto medio fue de 6,5 años, y entre las hispanas, de 8,9 años.

¿Qué hacer ante los síntomas de la menopausia?

Lo primero que se debe hacer es acudir al ginecólogo para que confirme que se trata de la menopausia y no de algún otro problema como infecciones, tumores, etc.

El tratamiento más habitual es la terapia hormonal sustitutiva (THS), pero cada vez se recurre menos a ella y durante menos tiempo porque se ha demostrado que aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama o de útero, sobre todo en mujeres con antecedentes familiares de cáncer. "Además, explica Avis, las mujeres que tienen cáncer de mama no pueden tomar terapia de reemplazo hormonal".

Según un estudio publicado en la revista The Lancet, la THS, aunque se tome menos de 5 años, aumenta el riesgo de padecer cáncer de ovario casi en un 40 %. La parte buena es que hay muchas alternativas, como explica Avis y sus colegas. Hay otros muchos tratamientos efectivos como dosis bajas de anticonceptivos orales, dosis bajas de antidepresivos, tratamientos no hormonales, acupuntura, plantas medicinales, hormonas naturales como fitoestrógenos o flavonoides o seguir ciertas medidas que ayudan a evitar los sofocos. Por ejemplo, Avis sugiere “vestirse en capas; evitar la cafeína, el alcohol, fumar y la comida picante; beber agua fría, y mantener el dormitorio fresco", aconsejó.

"Las mujeres que no desean tomar fármacos pueden probar alternativas como la acupuntura, el yoga, la respiración lenta y profunda, y la meditación", comentó. "Esas técnicas funcionan en algunas mujeres".

Sin embargo, también hay que tener cuidado con algunos remedios que se anuncian como muy útiles, pero no hay estudios que lo demuestren, como la cimicifuga racemosa (o cohosh negro), un remedio herbal del que no hay investigaciones que avalen su éxito para el tratamiento de los sofocos.

Fuente: Nancy Avis, Ph.D., professor, department of social sciences and health policy, Wake Forest School of Medicine, Winston-Salem, N.C.; JoAnn Manson, M.D., Dr.P.H., chief, division of preventive medicine, Brigham and Women's Hospital, Boston; Feb. 16, 2015, JAMA Internal Medicine Sociedad Norteamericana de la Menopausia (menopause.org)

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar