×

AffectiveSección Ofrecida Por:
Menopausia y relaciones sexuales

Menopausia y relaciones sexuales

Las relaciones sexuales pueden verse afectadas con la llegada de la menopausia debido, sobre todo, a la disminución de la libido y la sequedad vaginal que hace que la mujer tenga menos ganas de mantener relaciones sexuales y que estas, además, resulten más dolorosas.

Índice

¿Por qué la menopausia afecta al sexo?

La menopausia es una etapa en la vida de la mujer que comienza cuando, tras 12 meses consecutivos sin la regla, la vida fértil de la mujer llega a su fin porque los folículos de los ovarios se agotan y deja de ovular para siempre.

La menopausia es realmente un momento, pero viene precedido de la perimenopausia, que puede durar entre 2 y 5 años, y después le sucede la postmenopausia, que también puede durar unos cuantos años. Es durante todo este tiempo anterior y posterior, conocido como climaterio, cuando va más se notan los cambios asociados a la menopausia causados, principalmente, por el descenso de las hormonas sexuales femeninas: estrógenos y progesterona.

Y son muchos los síntomas que se pueden experimentar, aunque no todas las mujeres los sufren con la misma intensidad ni frecuencia. Sofocos, sudores nocturnos, insomnio, dolores articulares y de cabeza, irritabilidad… pero también síntomas que afectan a las relaciones sexuales, como disminución de la libido y sequedad vaginal.

La disminución de la libido, causada por la disminución de las hormonas femeninas, hace que las mujeres sientan menos ganas de mantener relaciones sexuales, lo cual puede durar desde meses hasta años. Además, la pérdida de estrógenos hace que el flujo vaginal disminuya y la vagina pierda elasticidad, lo que aumenta la sequedad vaginal que puede causar dispareunia o dolor al mantener relaciones sexuales.

Estos síntomas, unidos a los que ya habíamos mencionado (sofocos, dolores de cabeza, cansancio, irritabilidad…) hace que las mujeres tengan pocas o ninguna ganas de mantener relaciones sexuales, dejando apartada esta faceta tan importante de la vida. Y eso, a su vez, puede traer complicaciones en la pareja, ya que la intimidad sexual es clave para mantener viva la llama del amor.

Por otra parte, muchas mujeres que atraviesan el climaterio afirman tener más problemas para sentirse excitadas y alcanzar el orgasmo, aunque también hay otras que afirman que tienen orgasmos más intensos.

Consejos para mejorar las relaciones sexuales

El sexo es muy importante para mantener la relación de pareja, pero también para ayudarnos a sentir mejor y hacer que estemos más sanos, felices y vivamos más. Por eso, el hecho de que surjan complicaciones en la menopausia no debe hacer que te olvides del sexo, sino que busques soluciones para evitar estos problemas:

1- Lubricantes para la sequedad vaginal: existen muchos geles de lubricación que se pueden usar antes de las penetraciones para evitar que estas resulten dolorosas. También hay fámacos que se usan con regularidad para mantener la vagina siempre humectada y evitar también el mayor riesgo de infecciones.

2- La libido se puede recuperar satisfaciendo nuevos deseos, buscando nuevas posturas sexuales, usando juguetes sexuales… en definitiva, echándole más imaginación al asunto.

3- No te olvides de los preliminares. Dedicar más tiempo a los juegos preliminares hace que aumente la excitación y la lubricación, lo que aumenta la satisfacción y la posibilidad de alcanzar el orgasmo.

4- Cuídate. Hacer más ejercicio, no fumar, llevar una dieta sana, evitar el estrés y descansar ayuda a que te encuentres más feliz, optimista, activa y con ganas de mantener relaciones sexuales.

5- En los casos más serios, se puede recurrir a la aplicación de ácido hialurónico y láser para tratar la atrofia vulvovaginal y sus síntomas asociados, como sequedad vaginal, dolor e irritación.

6- La terapia hormonal sustitutiva para tratar los síntomas de la menopausia como sofocos, insomnio o sudores nocturnos, ayuda también a evitar la sequedad y paliar la disminución de la libido.

7- Si nada de esto funciona, y el tema sexual comienza a afectar a tus relaciones de pareja, podéis acudir a terapia sexual para ver si hay algo más aparte de los problemas derivados de la llegada de la menopausia y qué soluciones podéis poner en marcha.

En definitiva, debes aprender a aceptar que tu cuerpo ha cambiado y que ya no tienes 30 años, pero eso no significa que no puedas, y debas, seguir disfrutando del sexo, así que busca solución a tus problemas sexuales para poder seguir disfrutando de una vida sexual plena.

Y recuerda que, hasta que la menopausia llegue, puedes quedarte embarazada aunque tus ciclos ya sean irregulares, así que sigue usando métodos anticonceptivos si no quieres llevarte un susto y tener un embarazo pasados los 45 años.

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración