×

AffectiveSección Ofrecida Por:
Relaciones sexuales dolorosas en la menopausia

Relaciones sexuales dolorosas en la menopausia

No cabe duda de que para muchas mujeres la etapa de la menopausia puede ser algo dura, aunque también existe un gran porcentaje de mujeres que la llevan perfectamente. Sin duda la actitud es importante, pero ¿y si se comienzan a tener relaciones dolorosas en la menopausia?

Índice

El sexo en la menopausia es fundamental porque el simple hecho de que la mujer en esta etapa se mantenga activa ya es algo bueno. Lo más recomendable es no dejar que los problemas hormonales en esta etapa afecten demasiado a tu sexualidad y al ritmo de vida en general que llevabas antes de comenzar con ella. Y ten en cuenta, por tanto, que eso de que al llegar a la menopausia el sexo se termina es un mito. Sí es cierto que existen algunos estudios científicos que aseguran que al llegar a esta etapa podría disminuir algo el deseo sexual o la libido debido a la disminución de hormonas como los estrógenos. De hecho, fue en un estudio sobre “Climaterio y Sexualidad” donde se reflejaba que el 60% de las mujeres que antes de la menopausia no presentaban alteraciones de su función sexual, posteriormente sí lo hacían.

Problemas sexuales al llegar la menopausia

No cabe duda de que la mejor manera de disfrutar el sexo en la menopausia es conociendo bien los problemas a los que una se pueda llegar a enfrentar. ¿Cuáles son?

- La disminución del deseo sexual o deseo sexual hipoactivo (TDSH)

- El dolor asociado a la actividad sexual o dispareunia

- Los síntomas propios de la menopausia (sequedad vaginal, sofocos, mareos, cambios de humor…)

- La incapacidad para alcanzar el orgasmo

- Otros factores (en su gran mayoría factores psicológicos)

¿Cómo se pueden solucionar los problemas sexuales en la menopausia?

Ante ello, por tanto, hay que saber que existen algunos tratamientos para solucionar problemas como estos:

- Terapia psicosexual. Este tipo de tratamiento se va a recomendar en el caso de que existan, por ejemplo, experiencias o antecedentes de traumas sexuales.

- Estrógenos. Quizás una de las opciones más eficaces porque suele reducir la atrofia y también la sequedad vaginal, principal problema del dolor en las relaciones sexuales.

- Otros tratamientos. Algunos tratamientos como la aplicación del ácido hialurónico y el láser para la atrofia vulvovaginal y sus síntomas asociados.

¿Qué pasa cuando nos duele tener relaciones sexuales?

Hay que tener en cuenta que la sexualidad es un aspecto muy importante para el ser humano y que los cambios propios de la edad no han de ser jamás un impedimento para disfrutar plenamente de las relaciones sexuales. Uno de los motivos por los que una mujer puede sentir dolores al mantener relaciones sexuales en la menopausia podría ser hormonal o bien por falta de lubricación. En ese caso el tratamiento consiste en utilizar estrógenos por vía vaginal o utilizar lubricantes durante las relaciones sexuales. También una solución para esto son los hidratantes vaginales. Sin embargo, cuando se trata de un problema orgánico, el tratamiento dependerá de la causa y de cada caso en concreto. Si se padece vulvodinia, por ejemplo, se pueden indicar pomadas o medicamentos específicos para tratar el dolor crónico.

No obstante, si el origen fuera psicológico sí deberías pedir cita a tu ginecólogo y que sea él quien te pueda facilitar el contacto de algún experto en este tema y ayudarte en todas estas dudas y cuestiones que tienes sobre tu sexualidad. No tiene que darte vergüenza, simplemente se trata de contar con el apoyo de un especialista durante un periodo de tiempo determinado para que te ayude a afrontar y a superar el problema o, en el caso de que lo necesites también, a cambiar un poco tu actitud ante el sexo haciéndote también así que el deseo o la desinhibición aumenten y vuelva la libido a tu vida.

No eres la única que pasa por esto

Recuerda también que muchas son las mujeres que sufren en silencio dolor durante sus relaciones sexuales. Un gran error pues el coito no ha de ser doloroso sino más bien un momento de relajación, algo que dé placer. Además, este dolor se concibe como una condición médica conocida con el nombre de dispareunia, un problema que puede minar el deseo sexual, el placer en general, y afectar también por supuesto, a la calidad de vida de cualquier mujer. De hecho, según la Sociedad Norteamericana de Menopausia hasta un 45% de las mujeres va a presentar algunos síntomas como el del síndrome genitourinario de la menopausia que incluye dolor en las relaciones sexuales, aunque el verdadero problema está en que menos del 25% de esas mujeres acude al médico para hacer algo al respecto.

Así que no lo dudes y pide ayuda. Vuelve a disfrutar del sexo como antes de la menopausia.

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración