Menopausia y hemorroides

Menopausia y hemorroides

Los cambios que se producen en nuestro organismo tras la llegada de la menopausia aumentan el riesgo de padecer hemorroides, un trastorno muy común, pero muy molesto, que debes tratar lo antes posible.

Índice

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides o almorranas son venas que se hinchan e inflaman, situadas en la zona rectal, que producen molestias como dolor, picor, sangrado al defecar, etc.

Esta enfermedad es más común en mujeres debido al embarazo o el parto, aunque también puede aparecer en personas con estreñimiento crónico, obesidad, problemas de circulación, vida sedentaria… Existen diversos tipos de hemorroides:

- Internas: aquellas que se encuentran en el interior del recto. Si son muy grandes o están cerca del ano, pueden abultarse en el momento de evacuar. No suelen causar dolor, pero sí mucho sangrado al ir al baño.

- Externas: aquellas que se encuentran alrededor del ano. Al irritarse, forman un coágulo debajo de la piel que puede convertirse en un bulto duro (trombosis hemorroidal). Estas hemorroides causan prurito, ardor y dolor. Son más incómodas que las internas.

¿Puede la menopausia aumentar el riesgo de hemorroides?

La menopausia es un momento en la vida de las mujeres en el que se produce el final de la vida fértil tras 30 años de ciclos menstruales. Este momento viene precedido por varios años de cambios, la etapa conocida como perimenopausia, causados por las alteraciones de las dos principales hormonas sexuales femeninas: estrógenos y progesterona.

Al comenzar al alterarse sus niveles aparecen los primeros síntomas asociados al climaterio: reglas irregulares, sofocos, sequedad vaginal, disminución de la libido, insomnio… Pero también pueden aparecer otros menos conocidos ya que estas hormonas, pero especialmente los estrógenos, participan en muchas funciones del organismo, por lo que su disminución puede afectar al sistema digestivo o al circulatorio, causando otros trastornos como estreñimiento o hemorroides al provocar la hinchazón y dilatación de las venas de la región anal.

Por lo tanto, es cierto que muchas mujeres de más de 50 años sufren este problema, aunque no está causado solo por la menopausia, sino que confluyen en este momento muchos factores como los embarazos y partos previos que pueden haber dañado la zona, el estreñimiento crónico, el aumento de peso, el envejecimiento, etc.

En cuanto notes los primeros síntomas de hemorroides, debes acudir a tu profesional de medicina para que diagnostique si realmente tienes almorranas o no, si son internas o externas y, en base a esto, te aconseje el mejor tratamiento.

Tratamiento para las hemorroides

En cuanto al tratamiento farmacológico, existen muchas cremas antihemorroidales que sirven para aliviar el dolor y el picor. Hay cremas anestésicas con lidocaína o benzocaína, pomadas con hidrocortisona, cremas astringentes y refrescantes con óxido de zinc, hamamelis, vaselina, lanolina o alantoína, pomadas descongestivas con efedrina, etc. Consulta a tu médico cuál es la más adecuada para ti.

Para aquellos casos más graves en los que haya que eliminar totalmente las hemorroides y no solo controlar sus síntomas, se puede recurrir a una ligadura con banda elástica que corta la circulación en la base de la hemorroide y así deja de circular sangre por ella y se desprende sola. Otra opción es una inyección (escleroterapia) que reduce el tejido de las hemorroides para reducirlo. O la coagulación (infrarroja, láser o bipolar) que hace que las hemorroides pequeñas y sangrantes se endurezcan y se sequen.

Y, si nada funciona, se puede realizar una cirugía, es decir, una hemorroidectomía (extirpación de hemorroides) o un grapado de hemorroides.

Remedios naturales y consejos para aliviar las hemorroides

En los casos de hemorroides leves que no provoquen muchas molestias lo mejor es adoptar una serie de consejos sobre la alimentación y recurrir a los remedios naturales para calmar el picor y el dolor.

- Dieta: se debe seguir una dieta rica en fibra para evitar el estreñimiento. Las legumbres, los cereales integrales, las frutas o las verduras son ricas en fibra. Consume a menudo kiwis, ciruelas o higos secos.

También se deben evitar alimentos picantes o irritantes como la cafeína, el alcohol, el té, el curry, el ajo, la mostaza, el chili, etc. que causan más molestias en las hemorroides.

Y debes beber al menos 2 litros de agua al día para ablandar las heces.

- Ejercicio físico: es importante hacer ejercicio de forma regular para mejorar el tránsito intestinal y la circulación.

Si tienes que pasar mucho tiempo sentado, por ejemplo trabajando, procura levantarte de vez en cuando y cambiar de postura. También puedes usar un cojín ortopédico que reduzca la presión en la zona perineal.

- Cuidados al defecar: límpiate con toallitas húmedas especiales o con papel higiénico, pero sin frotar mucho para no irritar la zona. Puedes incluso usar agua para limpiarte bien. Si usas toallitas, elige aquellas que tengan ingredientes calmantes como aloe vera o hammamelis.

- Para aliviar el dolor, empapa una compresa en manzanilla fría y aplícala en la zona 10 minutos varias veces al día. La manzanilla es antiinflamatoria y alivia el dolor y la inflamación.

- Otra opción muy eficaz son los baños de asiento con agua fría. Llena un barreño o el bidé con agua fría y siéntate encima unos minutos. Puedes alternarlos con baños de agua caliente (pero sin que queme). Alternar frío y calor ayuda a reducir la inflamación.

- Estos baños puedes hacerlos solo con agua o también echar castaño de indias, que contiene escina, un componente químico que ayuda a evitar la insuficiencia venosa crónica y es antiinflamatorio, mejorando la circulación sanguínea y tonificando los vasos sanguíneos.

- El hamamelis tiene propiedades astringentes y antiinflamatorias, por lo que reduce el dolor y el ardor. Puedes echarlo en una compresa y aplicártelo.

- Otras plantas que pueden ayudarte son el aloe vera, el brusco o la raíz de consuelda.

- Usa ropa interior de algodón para permitir la transpiración y evita prendas muy ajustadas.

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

×