¿Qué dolores produce la menopausia?

¿Qué dolores produce la menopausia?

La menopausia no es una enfermedad, es una etapa en la vida de las mujeres que implica el final de la vida fértil. Sin embargo, a pesar de no ser una enfermedad, sí puede causar dolores y molestias debido a los cambios fisiológicos que provoca.

Índice

¿Qué dolores puede causar la menopausia?

La menopausia es un momento en la vida de todas las mujeres en el que los ovarios dejan de funcionar y liberar óvulos para siempre, lo que implica el final de la vida fértil y de las menstruaciones. Este momento llega en torno a los 50 años, pero viene precedido de años de cambios y molestias causados por las alteraciones que se van produciendo en las hormonas sexuales femeninas, principalmente estrógenos y progesterona, lo que provoca una serie de cambios fisiológicos y molestias como sofocos, insomnio, ansiedad e irritabilidad… y algunos dolores:

- Dolor de cabeza: los estrógenos y la progesterona afectan a los químicos presentes en el cerebro que causan el dolor de cabeza. Por eso, son muchas las mujeres que, llegadas a esta etapa que comienza con la perimenopausia en torno a los 45 años, comienzan a sufrir dolores de cabeza frecuentes.

Además, los dolores de cabeza son más habituales en mujeres que han sufrido de migrañas o dolores de cabeza toda la vida y estos pueden volverse más frecuentes al llegar a esta etapa.

Asimismo, el dolor de cabeza o las migrañas también están relacionados con la hipertensión que muchas mujeres sufren durante la menopausia a causa de la disminución de los estrógenos que protegían contra este problema. También la genética tiene mucha influencia en los dolores de cabeza y su intensidad.

Otro de los factores desencadenantes del dolor de cabeza en esta etapa son los cambios psicológicos: ansiedad, irritabilidad, cambios de humor o insomnio influyen en la aparición y la intensidad del dolor de cabeza.

- Dolor de estómago: el sistema digestivo es un gran afectado en estos años, puesto que los estrógenos tienen su función en el proceso digestivo, por lo que es habitual que las mujeres experimenten problemas estomacales como dolor, hinchazón de vientre, gases, estreñimiento o incluso náuseas y vómitos.

Además, el envejecimiento también hace que el metabolismo se ralentice, lo que causa digestiones más lentas y pesadas que pueden dar lugar a hinchazón y dolor de estómago.

- Dolor de piernas: el dolor de piernas o las piernas cansadas es una dolencia bastante frecuente y va acompañada de calambres, hinchazón, dolor o pesadez de piernas. De forma fisiológica las venas de las piernas son elásticas y estas disponen de un sistema de pequeñas válvulas que empujan la sangre hacia el corazón. Sin embargo, lo que sucede es que, cuando estas venas pierden su elasticidad, se dilatan comprometiendo el funcionamiento correcto de las pequeñas válvulas porque el retorno venoso se ve afectado y va a provocar, por tanto, que la sangre se acumule en las piernas. Ello va a acabar favoreciendo la inflamación venosa y va a provocar más dolor y sensación de pesadez. Los estrógenos no diferencian entre la musculatura del útero y otros músculos, haciendo que todos los órganos de este tipo de musculatura se ralenticen. Por eso, durante el climaterio, pero sobre todo en la menopausia, dichos niveles de estrógenos bajan de manera considerable haciendo que la musculatura de la pared venosa pierda tono haciendo comprometer el retorno venoso.

- Dolores articulares y óseos: la artrosis, que causa dolores articulares, está ligada a los cambios de la menopausia y de la edad. Generalmente, los dolores en las articulaciones durante la menopausia son más frecuentes en las rodillas, en la columna vertebral y en las manos. Además de dolor, pueden aparecer otros síntomas como calor, inflamación, enrojecimiento de la piel, dificultad para respirar…

Además, la pérdida de masa ósea es común tras la menopausia ya que los estrógenos protegían los huesos, y su disminución hace que sea normal perder masa ósea, lo que puede causar osteoporosis y, en algunos casos, dolor de huesos.

¿Cómo evitar los dolores en la menopausia?

No todas las mujeres experimentan estos dolores ni lo hacen con la misma frecuencia o con la misma intensidad. Pero si eres de las que tiene algún tipo de dolor, lo primero que debes hacer es acudir al profesional de medicina para que valore si el dolor está causado por los cambios de la menopausia o puede esconder alguna otra enfermedad o patología.

Para todos los dolores se puede tomar paracetamol o antiinflamatorio para calmar el ataque agudo de dolor, pero, además, es conveniente buscar un tratamiento farmacológico en los casos de dolor crónico intenso o muy duradero.

Y, por supuesto, cambiar ciertos aspectos de nuestra vida y cuidarnos más para evitar estos dolores:

- La terapia hormonal sustitutiva, al equilibrar las hormonas, puede acabar con estos dolores, pero no está indicada en todos los casos. Pregunta a tu profesional de ginecología.

- Para el dolor de cabeza, existen tratamientos preventivos con medicamentos como betabloqueadores, anticonvulsivos, bloqueadores de los canales de calcio, antidepresivos o magnesio. Además, puedes recurrir a los ejercicios de relajación, el yoga, la acupuntura, ciertas infusiones…

- Para el dolor de estómago debes cuidar tu dieta, evitar alimentos fuertes, grasas, ultraprocesados… y procurar hacer varias comidas ligeras al día. Las infusiones de manzanilla también pueden aliviar el dolor.

- Si te duelen las piernas, procura elevarlas siempre que puedas, darte duchas de agua fría, no fumar, no sentarse con las piernas cruzadas…

- El sobrepeso aumenta los dolores articulares, así que evita coger mucho peso. La fisioterapia, los masajes y las férulas también pueden aliviar los dolores de las articulaciones. - Toma suplementos de calcio y vitamina D para evitar la osteoporosis.

- El ejercicio físico es bueno para tratar y evitar todos los dolores (cabeza, piernas, articulares…), así que procura mantenerte en forma y hacer ejercicios aeróbicos y de resistencia todas las semanas.

Fuente: Dra. Laparte Escorza, Carmen; Dr. García Manero, Manuel, (2005), Menopausia. Cómo vivirla y superarla sin miedo, León, Ed. Everest.Nancy Avis, Ph.D., professor, department of social sciences and health policy, Wake Forest School of Medicine, Winston-Salem, N.C.; JoAnn Manson, M.D., Dr.P.H., chief, division of preventive medicine, Brigham and Women's Hospital, Boston; Feb. 16, 2015, JAMA Internal Medicine Sociedad Norteamericana de la Menopausia (menopause.org)

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

×