×

Síntomas de la menopausia a los 40

Síntomas de la menopausia a los 40

La menopausia supone el final de la vida fértil de la mujer después de 12 meses consecutivos sin tener la menstruación. Esta etapa suele llegar en torno a los 50 años, aunque los síntomas de la etapa previa, llamada perimenopausia, suelen empezar desde los 45 años. No obstante, hay mujeres que sufren lo que se conoce como menopausia precoz, lo que significa que estos síntomas comienzan mucho antes, incluso, de los 40 años.

Índice

 

¿Qué es la menopausia prematura?

Como decíamos, lo normal es que los síntomas de la menopausia comiencen entre los 45 y los 50 años. Si empiezan entre los 40 y los 45 se conoce como menopausia temprana, pero cuando estos se dan antes de los 40 años, se llama menopausia precoz o prematura, ya que empieza antes de lo normal.

La menopausia precoz afecta solo a un 1 % de las mujeres, y sus síntomas son iguales que los de la menopausia normal. Entre las causas principales de la menopausia precoz encontramos la genética (mujeres con antecedentes familiares de menopausia prematura), algunos defectos cromosómicos como el síndrome de Turner o el síndrome del cromosoma X frágil, tratamientos contra el cáncer (quimioterapia, radioterapia), ingesta de ciertos fármacos, el consumo de tabaco (un estudio reciente relaciona el tabaquismo con el adelanto de la menopausia hasta en 2 años) o haber padecido una histerectomía total.

Asimismo, un estudio reciente de la Universidad de Massachusetts Amherst ha revelado que las mujeres que consumen gran cantidad de vitamina D natural tienen un 17% menos de probabilidades de experimentar menopausia temprana. “La base de nuestra hipótesis fue la evidencia de ciertas pruebas anteriores que relacionaban la vitamina D con algunos de los mecanismos hormonales involucrados en el envejecimiento ovárico”, explica la autora del estudio, Alexandra Purdue-Smithe. “Sin embargo, hasta donde sabemos, ningún estudio epidemiológico previo había evaluado explícitamente cómo la ingesta de vitamina D y calcio puede estar relacionada con el riesgo de menopausia temprana”.

Por lo tanto, la ingesta adecuada de vitamina D y calcio puede evitar la menopausia precoz, por lo que hay que incluirlos en la dieta de las mujeres toda la vida.

Para confirmar si padeces menopausia precoz o no, es importante ir al ginecólogo, quien hará un análisis de sangre hormonal para comprobar el nivel de ciertas hormonas, especialmente de la hormona folículo estimulante ya que, si esta se encuentra muy alta, es probable que la mujer esté camino de la menopausia. También hace falta medir los niveles de estrógeno, así como de progesterona o testosterona y el correcto funcionamiento de la glándula tiroides, responsable de la fabricación de estas hormonas.

Síntomas de la menopausia precoz

Son los mismos que los síntomas de la menopausia que empieza a partir de los 45 años:

• Dolor de cabeza

• Insomnio

Sofocos

• Cambios de humor

• Taquicardias

• Retirada del periodo

• Sudores nocturnos

• Disminución de la libido

• Sequedad vaginal

• Infertilidad

Tratamientos para la menopausia prematura

Padecer la menopausia de forma precoz no solo implica no poder tener ya hijos antes de tiempo o dejar de tener la menstruación, sino que la disminución de ciertas hormonas antes de la edad normal también aumenta las posibilidades de esas mujeres de sufrir ciertas enfermedades cardiovasculares u osteoporosis. Por eso, es importante acudir al ginecólogo en cuanto notemos irregularidades en el ciclo y otros síntomas de la menopausia para que confirme si se trata de menopausia precoz o no y decida el mejor tratamiento para evitar efectos secundarios negativos en la salud física y mental.

El principal tratamiento es la Terapia hormonal sustitutiva (THS) que trata de suministrar estrógenos y progesterona de forma controlada para minimizar los síntomas negativos de la menopausia, especialmente los sofocos. Esta terapia se ha relacionado con el aumento de algunos tipos de cáncer, por lo que no debe usarse mucho tiempo y siempre en dosis bajas.

También es importante seguir una buena alimentación y realizar ejercicio físico de forma regular para evitar el desarrollo de estas enfermedades. En cuanto a la dieta, se debe incluir ácidos grasos esenciales omega 3 (que contribuyen a que se estabilicen los cambios de humor), soja (para disminuir los sofocos), vitamina E (evita los sofocos y sudores nocturnos), magnesio (ayuda a la absorción de calcio) y vitamina C (ayuda a absorber la vitamina E). Además, hay que evitar los alimentos y bebidas con un exceso de cafeína, azúcares o grasas, beber mucha agua y no fumar ni beber alcohol.

En cuanto a las plantas, ciertos estudios afirman que el trébol rojo favorece la salud cardiovascular y protege contra el cáncer de mama y de endometrio, además de reducir los sofocos, los sudores nocturnos y la sequedad vaginal.

La hierba black cohosh puede reducir los calores, pero también producir malestar en el estómago y presión sanguínea baja, por lo que hay que controlar su uso.

En cuanto a la salud mental, sufrir menopausia precoz puede ser un poco traumático, ya que la mujer siente que su vida fértil acaba, ya no puede ser madre (o puede serlo, pero con dificultades) y que entra en una época de madurez o “vejez” antes de lo que esperaba, lo que puede desencadenar incluso en una depresión. Por eso, es importante entender lo que implica la menopausia precoz y no descuidar la salud mental durante este proceso.

Fuente: Alexandra C Purdue-Smithe, Brian W Whitcomb, Kathleen L Szegda, Maegan E Boutot, JoAnn E Manson, Susan E Hankinson, Bernard A Rosner, Lisa M Troy, Karin B Michels, and Elizabeth R Bertone-Johnson. “Vitamin D and calcium intake and risk of early menopause”, The American Journal of Clinical Nutrition, http://ajcn.nutrition.org/content/early/2017/05/10/ajcn.116.145607.abstract?sid=2a3cf170-5ff5-4906-9b3b-b8264d4dc10aSociedad Norteamericana de Menopausia

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración