×

Hormonas y menopausia

Hormonas y menopausia

Los cambios hormonales son los causantes de la llegada de la menopausia y de los cambios fisiológicos que esta nueva etapa comporta. Por lo tanto, es fundamental saber qué hormonas se ven alteradas en la menopausia y cómo nos afectan estos cambios para poder hacerles frente lo mejor posible.

Índice

¿Qué hormonas se ven alteradas en la menopausia?

La menopausia es el momento en la vida de la mujer en que sus ovarios dejan de liberar óvulos debido a que el cuerpo produce una cantidad menor de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. La disminución de estas dos hormonas es la que produce todos los síntomas asociados a la menopausia. Pero ¿qué son los estrógenos y la progesterona y para qué sirven?

1- Estrógenos

La función principal de los estrógenos es la regulación del ciclo reproductor de la mujer, además del desarrollo de las características sexuales secundarias, como la formación de las mamas o la aparición de la regla.

Existen tres tipos diferentes de estrógenos:

- Estrona: es el menos abundante de los tres y se sintetiza en el ovario y en el tejido adiposo a partir de la progesterona.

- Estriol: se produce en grandes cantidades en el embarazo a partir de la androsterona y su medición permite evaluar el estado de la placenta y del feto.

- Estradiol: es el estrógeno predominante en los años fértiles y se sintetiza a partir de la testosterona.

Además de regular los ciclos menstruales, los estrógenos tienen otras funciones:

• Participar en el metabolismo de las grasas induciendo la producción de colesterol bueno o HDL, por lo que protege a la mujer de las enfermedades cardiovasculares hasta la llegada de la menopausia.

Impide la pérdida de calcio y mantiene la mineralización de los huesos al participar activamente en el metabolismo óseo.

• Desempeñan un papel importante en la formación del colágeno y la vascularización de la dermis, por lo que mejoran el aspecto de la piel, las uñas y el cabello.

• Favorecen el flujo sanguíneo, el crecimiento de las neuronas y la secreción de algunos neurotransmisores.

• Mantienen la frecuencia urinaria.

• Estimulan la pigmentación de la piel en algunas zonas como los pezones o la vulva.

2- Progesterona

La progesterona es una hormona sexual que liberan los ovarios desde la primera menstruación de la mujer. Además, si se produce un embarazo, la placenta es la encargada de seguir liberando esta hormona durante toda la gestación. En menor medida, la progesterona también es producida por las glándulas adrenales y el hígado.

Sus principales funciones son:

• Ayudar al desarrollo de los caracteres secundarios sexuales de la mujer.

• Acondicionar el endometrio para facilitar la implantación del embrión si se produce la fecundación.

• En el embarazo, ayudar a que el embrión se desarrolle sin problemas, evitando un aborto espontáneo.

• Ayuda a preparar las glándulas mamarias para la secreción de leche.

• Aumenta la excreción de sodio y cloro.

• Mantiene la vascularización de la mucosa uterina.

• Aumenta las secreciones del cuello uterino.

Consecuencias de los cambios hormonales

Los cambios hormonales que se producen durante la etapa previa y posterior a la menopausia, lo que se conoce como perimenopausia y postmenopausia, causan una serie de síntomas y molestias a corto y largo plazo.

Entre los primeros, que suelen ir desapareciendo a medida que las hormonas se estabilizan, encontramos:

- Sofocos, normalmente más intensos en los primeros 2 años.

- Laticos cardiacos acelerados o taquicardias

- Sudores nocturnos

- Problemas para dormir

- Sequedad vaginal

- Ansiedad e irritabilidad

- Ausencia de libido o deseo sexual

- Dolores de cabeza

- Problemas digestivos

Estos problemas suelen ir desapareciendo a medida que la mujer entra en la postmenopausia. No todas las mujeres experimentan los mismos síntomas ni con la misma duración o intensidad. Así, algunas tienen síntomas leves un par de años, mientras que otras pueden llegar a pasarlo realmente mal hasta 7 u 8 años.

Además, como hemos visto, los estrógenos intervienen en diversas funciones del organismo y lo protegen de problemas como el colesterol alto o la osteoporosis. Por eso, la disminución de estas hormonas, junto con los cambios que se producen por el envejecimiento (recordemos que la menopausia suele llegar a los 50 años), pueden provocar complicaciones más severas a largo plazo:

- Incontinencia urinaria

- Infecciones vaginales

- Dolores articulares

- Pérdida de masa ósea y aparición de osteoporosis

- Cambios en los niveles de colesterol y mayor riesgo de enfermedades del corazón

¿Cómo evitar estas complicaciones?

La menopausia no se puede evitar, llega sí o sí a todas las personas, pero sí se pueden minimizar sus molestias y sus complicaciones siguiendo una serie de consejos:

- Sigue una dieta sana rica en verduras, frutas, legumbres, pescados, cereales integrales, lácteos desnatados… Evita el aumento de peso, las grasas saturadas, el exceso de sal y de azúcar.

- Haz ejercicio de manera regular, al menos 4 veces a la semana 45 minutos. Elige ejercicios adecuados a tus condiciones, como natación, yoga, tachí, pilates, andar, etc.

- Nada de tabaco ni alcohol.

- Si tus síntomas son muy molestos e interfieren con tu vida, pregunta a tu médico la posibilidad de seguir el tratamiento de terapia hormonal sustitutiva, que aporta al organismo los estrógenos que necesita para evitar estos problemas.

- También existen muchos remedios naturales, plantas y alimentos que ayudan a evitar los síntomas de la menopausia y proteger nuestro organismo, como las isoflavonas de soja.

Fuente: Lobo R. Menopause and care of the mature woman. In: Lobo RA, Gershenson DM, Lentz GM, Valea FA, eds. Comprehensive Gynecology. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 14. Sanitas, https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/estrogenos.html

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar