Menopausia sin útero

Menopausia sin útero

Si por cualquier motivo tienen que realizarte una histerectomía, es decir, extirparte el útero, lo más probable es que sufras menopausia precoz, la cual suele desencadenar una serie de síntomas más intensos y duraderos.

Índice

¿Por qué y cómo se extirpa el útero?

La extirpación quirúrgica del útero, o histerectomía, puede ser parcial si solo se extirpa el útero o total si también se extirpa el cuello del útero. También puede incluir la extirpación de uno o ambos ovarios y de las trompas de Falopio.

Esta intervención puede realizarse de tres maneras diferentes:

1- Vía vaginal: a través del interior de la vagina

2- Vía abdominal: a través de la musculatura abdominal

3- Vía laparoscópica: pequeñas incisiones a través de la pared abdominal

La elección de uno u otro modo depende, mayormente, de la causa de la intervención.

En cuanto a los motivos por los que es necesario que una mujer se someta a esta operación encontramos:

- Cáncer: cuando se encuentran tumores en el útero o el cuello uterino, la mejor opción es extirpar todo el órgano.

- Sangrado vaginal anormal: si la mujer ya no quiere tener más hijos y sus menstruaciones son muy intensas y prolongadas, se puede someter a una histerectomía para acabar con el problema.

- Fibromas: los fibromas son tumores benignos que, si crecen mucho o no paran de salir, pueden conducir a una histerectomía para acabar para siempre con este problema que puede causar mucho dolor, anemia, presión en la vejiga, etc.

- Endometriosis: cuando los medicamentos y la cirugía convencional no funcionan para tratar este problema, se puede recurrir a la histerectomía.

- Dolor pélvico crónico: si la medicación no funciona, se puede recurrir, en último término, a la extirpación del útero.

- Prolapso uterino: el prolapso es el descendimiento del útero a la vagina, lo que puede causar incontinencia urinaria, presión pélvica y dolor estomacal. En muchos casos, la histerectomía es la única opción.

- Complicaciones en el parto: si tras un parto vaginal o cesárea hay alguna complicación con la placenta o el útero y no se puede detener la hemorragia, puede ser necesario extirpar el útero para evitar el fallecimiento de la madre. Siempre se intentará salvar el útero porque extirparlo implica no poder volver a ser madre, pero puede que sea necesario en casos de acretismo placentario, sepsis, atonía uterina grave, hemorragia masiva o ruptura uterina.

Menopausia precoz sin útero

Extirpar el útero no solo provoca el fin de la fertilidad, sino que también suele causar la aparición de la menopausia precoz, lo que se llama menopausia quirúrgica. Tenga la edad que tenga la mujer al someterse a esta intervención, el hecho de no tener útero hace que las hormonas sexuales femeninas dejen de producirse en los niveles necesarios para continuar con las menstruaciones, por eso provoca la aparición de la menopausia precoz, es decir, antes de la edad natural en la que la mujer la hubiera tenido, que suele ser en torno a los 50 años.

Esta es una posibilidad bastante común, incluso aunque se conserven los ovarios. De hecho, según un estudio reciente, las mujeres más jóvenes que se someten a una histerectomía que incluya extirpación de uno de los ovarios tienen casi el doble de probabilidades de tener una menopausia precoz. "La mayoría de mujeres se sienten muy satisfechas con los resultados de una histerectomía. Pero la cirugía conlleva riesgos potenciales que deben ser tomados en cuenta junto con los beneficios", explica Patricia G. Moorman, profesora asociada del departamento de medicina comunitaria y familiar de la universidad en Durham, Carolina del Norte.

Para realizar el estudio, publicado en la revista Obstetrics & Gynecology, los investigadores siguieron a unas 900 mujeres de 30 a 47 años de edad durante cinco años. Alrededor de la mitad de ellas se sometieron a una histerectomía, pero conservaron al menos un ovario para mantener la producción hormonal y no aumentar el riesgo de pérdida ósea, enfermedad cardiaca y otros problemas de salud.

A pesar de ello, casi el 15% de las mujeres que se sometieron a esta intervención sufrió menopausia precoz, a pesar de haber conservado un ovario. Incluso las que conservaron ambos ovarios tenían más riesgo de menopausia precoz que las mujeres que no tenían que haberse sometido a esta intervención. Es decir, a pesar de conservar los ovarios, al extirpar el útero, estos dejaron de funcionar. Aún no se sabe por qué ocurre estos en algunos casos, aunque se cree que la cirugía afecta al flujo sanguíneo a los ovarios, lo que lleva a una insuficiencia ovárica precoz. 

Síntomas más intensos y duraderos

Además, la menopausia quirúrgica suele causar síntomas más marcados y duraderos. Sofocos, sequedad vaginal, sudores nocturnos, problemas para dormir, ansiedad o irritabilidad son algunos de los síntomas que van unidos a la menopausia y que pueden aparecer de manera más intensa y frecuente en las mujeres que sufren menopausia quirúrgica. Asimismo, el estudio DIANA, que se realizó entre junio de 2007 y enero de 2008, y en el que participaron 1.083 mujeres operadas de histerectomía a través de la colaboración de 167 ginecólogos de toda España, informó de que la mayoría de las mujeres que sufren esta intervención puede sufrir trastorno de deseo sexual hipoactivo (TDSH). Según sus datos, el 74,4% (7 de cada 10) de las mujeres con menopausia quirúrgica a causa de la extirpación de los dos ovarios (ooforectomía bilateral) con o sin extirpación del útero (histerectomía) puede sufrir este trastorno que causa pocas ganas de tener relaciones sexuales, poco interés en el sexo, problemas para excitarse y llegar al orgasmo, etc.

Por último, el hecho de haber llegado a la menopausia antes de tiempo también puede hacer que aumente el riesgo de padecer problemas de salud graves como osteoporosis o enfermedades cardiovasculares, ya que van a vivir más tiempo sin los beneficios de los estrógenos, la principal hormona femenina cuyos niveles descienden al llegar a la menopausia que protege contra estos problemas.

Asimismo, tienen más posibilidades de padecer tristeza o depresión por la pérdida de la fertilidad antes de lo esperado, así como por la aparición de estos síntomas antes de tiempo.

Fuente: Duke University Medical Center, news release, Nov. 14, 2011 X Congreso Nacional de Menopausia. Estudio DIANA Looby, S.E., Shifren, J., Corless, I., Rope, A., Pedersen, M.C., Joffe, H., et al. (2014). Incremento en la gravedad de los sofocones e interferencia relacionada en mujeres perimenopáusicas infectadas con el virus de la inmunodeficiencia humana. Menopause; 21: 403–409. Recomendaciones al alta a la paciente histerectomizada, Consejería de Salud: https://hcs.es/html/enfermeria/web%20herramientas%20educativas/herramientas/05-UH-1200%20(Urolog%C3%ADa,ORL)/recomendaciones%20al%20alta%20histerectomia.pdf

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

×