Zumbido de oídos en la menopausia

Zumbido de oídos en la menopausia

Aunque no es uno de los síntomas más conocidos, la llegada de la menopausia puede hacer que la mujer comience a experimentar unos molestos zumbidos o tinnitus en los oídos que, aunque no es un síntoma preocupante, sí puede ser muy molesto.

Índice

¿Qué es el tinnitus o zumbido?

El tinnitus en medicina es un zumbido en los oídos que puede variar de intensidad y puede sonar como un rumor, un cliqueo, un silbido o un pitido. Puede escucharse en uno o ambos oídos y es tremendamente molesto.

Las causas principales de la aparición de tinnitus incluyen:

- Pérdida de la audición al envejecer

- Exposición prolongada a ruidos fuertes

- Infecciones del oído y los senos paranasales

- Problemas cardiacos o vasculares

- Enfermedad de Ménière

- Tumores cerebrales

- Cambios hormonales en las mujeres

- Problemas de tiroides

- Ciertos medicamentos

Como ves, los cambios hormonales pueden ser una de las causas de la aparición de tinnitus, por lo que es posible que los zumbidos aparezcan en la etapa previa o posterior a la llegada de la menopausia. Además, el estrés puede acentuar este problema.

En resumen, los síntomas de la menopausia, como la sudoración, los sofocos y los cambios de humor, pueden correlacionarse con el tinnitus.

¿Qué problemas pueden causar los zumbidos?

- aumento de la ansiedad

- irritabilidad y cambios de humor

- falta de equilibrio

- mareos

- problemas para dormir

- aislamiento social

- bajo estado de ánimo

- problemas de audición o sordera

¿Qué hacer si sufro zumbido en los oídos?

Lo primero que debes hacer si empiezas a experimentar zumbidos o pitidos en los oídos es acudir a un otorrinolaringólogo que te realice una serie de pruebas para averiguar la causa y la gravedad de los zumbidos. Aunque sea muy leve o los escuches pocas veces, es importante acudir al médico cuanto antes ya que el problema puede empeorar y causar complicaciones serias como las antes descritas, sobre todo en lo que respecta a la calidad de vida.

Además, en una época que puede resultar de por sí complicada, como la menopausia, los zumbidos pueden aumentar la irritabilidad, la ansiedad, los cambios de humor… por lo que no debes despreciar este problema.

Por el momento no existe un tratamiento farmacológico realmente efectivo, a pesar de que se llevan haciendo estudios muchos años. Una posibilidad es la inyección de solución de tiroxina (T4) a través de la membrana timpánica del oído, efectiva sobre todo si el tinnitus está relacionado con la tiroides y la tirotropina alta.

Otros tratamientos experimentados involucraban la inyección de otras drogas (particularmente los análogos sintéticos a la hidrocortisona) a través de la membrana timpánica, pero sin éxito.

También se han realizado estudios sobre las hormonas. Se ha comprobado que los niveles bajos de estradiol, por ejemplo, pueden ser responsables de la confusión en la transmisión de señales de sonido desde el oído al cerebro, posiblemente resultando en tinnitus. Probablemente por eso sea un problema más frecuente en el embarazo o la menopausia.

En 2012, investigadores de Nigeria informaron sobre la correlación de las vitaminas C y B12 y la melatonina al examinar esos niveles en un grupo de personas mayores, algunas con y sin tinnitus. No encontraron una correlación significativa con los niveles de vitamina C, pero sí encontraron niveles significativamente más bajos de vitamina B12 y melatonina en las personas que padecían tinnitus. Por lo tanto, la ingesta de vitamina B12 podría ayudar a prevenir y tratar los zumbidos.

Un estudio realizado en Estados Unidos con más de 80 mil mujeres señala que la edad avanzada en la menopausia y el uso de terapia hormonal (TH) aumentan el riesgo de pérdida de audición. La investigación, publicada en la revista 'Menopause', cuestiona precisamente el hecho de que la terapia hormonal ayude a frenar la pérdida de audición al compensar la bajada de niveles de estrógeno y progesterona. Por lo tanto, en principio, no serviría de tratamiento para este problema.

En resumen, las terapias farmacológicas no son efectivas para tratar esta enfermedad, pero se pueden ofrecer para tratar la ansiedad, la depresión, la falta de sueño u otros problemas que acompañan a los zumbidos.

Actualmente, lo más habitual son las sesiones de apoyo y asesoramiento, terapia cognitiva conductual, estimulación auditiva y retroalimentación neurológica. A veces también se utilizan esfuerzos para enmascarar el ruido, como el uso de sonido blanco o audífonos.

Remedios naturales para los zumbidos

Algunas infusiones de plantas medicinales, como la de hojas de Ginko Biloba tomada tres veces al día o un preparado a base de agua, limón, pipas de girasol y miel. La levadura de cerveza mezclada con zumo de tomate también es un buen remedio para reducir estos zumbidos.

Las técnicas de relajación son también muy efectivas, ya que nos ayudan a evitar que los zumbidos nos causen estrés y ansiedad o nos impidan dormir y descansar. Aprender a relajarnos y practicar ejercicios de respiración puede marcar la diferencia entre sobrellevar este problema o verse superada por él.

Fuente: The North America Menopause Society: http://www.menopause.org/American Tinnitus Association

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

×