Premenopausia y gases

Premenopausia y gases

Entre los cuatro y los seis años anteriores a la menopausia (alrededor de los 45 años) los niveles de estrógenos empiezan a descender poco a poco. Nos encontramos en la etapa conocida como la premenopausia, en la que una queja común de muchas mujeres suele ser el vientre hinchado y los horribles gases que le acompañan. ¿Quieres saber por qué?

 

Índice

¿Por qué se producen los gases?

La premenopausia significa “antes de la menopausia” y se refiere al tiempo durante el cual el cuerpo va a producir la natural transición a la menopausia marcando el final de los años reproductivos. En muchas ocasiones, las mujeres en esta etapa ya pueden notar signos de progresión hacia la menopausia como bien puede ser la irregularidad de la menstruación, aunque no en el mayor porcentaje. Sin embargo, sentir el vientre hinchado en esta etapa y padecer gases sí suele ser algo habitual.

En realidad, se trata de una etapa del climaterio que podría comenzar perfectamente a finales de los 30 o incluso (menos probabilidades) a principios de los 50 años. La duración de la premenopausia varía, pero por norma general dura entre dos y ocho años, aunque es posible que se tengan periodos irregulares u otros síntomas durante este tiempo. Pero sí, inevitablemente, hay consecuencias en la mayoría de los casos.

Una de las quejas más frecuentes de las mujeres en la menopausia quizás sea notar cómo se hincha su barriga y la aparición de unos gases que antes no eran habituales ni frecuentes. Y sí, no lo podemos evitar porque el cuerpo comienza a funcionar de una manera distinta y estos cambios que se producen en las hormonas sin duda van a provocar que la grasa se acumule más en las caderas y en la cintura, creciendo también a su vez la barriga e hinchándose cada vez más y más provocando que la acumulación de gases sea casi inevitable. No obstante, se debe tener en cuenta también que si el problema no viene realmente de una acumulación de gases sino que se trata de grasa lo mejor es que acudas a un profesional de la salud para que te pueda aconsejar mejor lo que debes hacer.

Pero si se trata de, efectivamente, una acumulación de gases en el abdomen hay que intentar por todos los medios acabar con ella. Porque aunque es algo natural y la razón específica realmente como veíamos ya son los cambios hormonales y ese gran desequilibrio de estrógeno que se produce, son bastante molestos. Pero ¿qué hacer para evitarlos?

Consejos para evitar los gases en la premenopausia

Quizás lo primero que cualquier mujer debe hacer es cambiar la mentalidad y aceptar que estamos comenzando a pasar por una nueva etapa de la vida en la que es habitual que haya una serie de cambios y que se produzcan unos síntomas que nunca antes se habían sentido. Además, aceptar estos cambios y tener la mente abierta nos ayuda, sin duda, a llevarlo mucho mejor.

1- Aliméntate adecuadamente. Probablemente el problema esté en la alimentación diaria y por eso muchas veces el primer paso está en ponerle remedio a esta hinchazón tan molesta vigilando lo que comer. Fíjate muy bien en los alimentos que comes y observa si después de esto te resulta fácil o no hacer bien la digestión o si, por el contrario, te da pesadez. Aísla aquellos más pesados para ti o los que tú notes que te producen muchos más gases. La verdura cruda o las legumbres son, por ejemplo, algunos de los alimentos que más acumulación de gases pueden originar.

2- Come más fruta. Es evidente que fijarse en la alimentación diaria y asegurarse de que una lleva una dieta lo suficientemente variada y equilibrada es importante, pero también lo es, sin duda alguna, empezar a consumir mucha más fruta de lo habitual. Ten en cuenta que algunas frutas pueden ayudar y mucho al proceso de la digestión y que, además, poseen grandes beneficios sobre los gases.

3- Practica algo de deporte. Y no te olvides del deporte. Recuerda que empezar a crearte una buena rutina diaria de ejercicio nunca está de más y no, si no quieres no hace falta en absoluto que vayas a correr, pero siempre puedes optar por la opción de caminar como mínimo una hora diaria o, por ejemplo, ir a clases de Pilates. Además, una rutina de deporte te vendrá estupendamente tanto para ayudar a que te sientas mejor como para quemar la grasa y reducir los gases.

4-Bebe agua y hazlo bien. Beber agua de manera natural y también infusiones como el té va a reducir sin duda esa hinchazón y esos gases tan molestos. Intenta beber bastante agua en la medida de lo posible de forma natural o bien en infusiones que también te ayudarán. En el caso concreto de los gases puedes optar por tomar infusiones de jengibre, anís o manzanilla gracias a su acción relajante. Asimismo, puedes incluir también en tus comidas el zumo de limón porque reduce la formación de gases en tu estómago.

Y recuerda:

- no bebas a morro de las botellas y sírvete mejor siempre el agua en un vaso

- no bebas demasiada agua durante las comidas ni justamente después

- da pequeños sorbos y bebe poco a poco

Fuente: Laboratorios Niam, https://laboratoriosniam.com/evitar-vientre-hinchado-menopausia/Diario femenino, https://www.diariofemenino.com/salud/menopausia/gases-en-la-menopausia-posibles-causas-y-eficaces-soluciones/

Redacción: Ana Ruiz

¿Te ha gustado? 1

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

×