¿Qué es la menopausia quirúrgica?

¿Qué es la menopausia quirúrgica?

La menopausia quirúrgica es el cese de las menstruaciones debida a la extirpación de los ovarios con o sin histerectomía, pero antes de la menopausia fisiológica. Pero ¿qué es exactamente la menopausia quirúrgica y cuándo se produce?

Índice

La menopausia quirúrgica se produce en mujeres en edad fértil tras extirpar el útero y los ovarios, o únicamente los ovarios, pero si solamente se realiza la histerectomía, la función ovárica se va a mantener y la mujer tendrá, por tanto, una menopausia normal. La histerectomía es una de las intervenciones quirúrgicas más frecuentes, la edad promedio es de 40,9 años y alrededor del 75% de estas se realiza en mujeres menores de 50 años por lo que la realización de una histerectomía en el periodo premenopáusico es bastante frecuente.

Los cambios en la mujer con la menopausia natural se van a producir lentamente por lo que el cuerpo de las mujeres podría irse adaptando a todos ellos poco a poco. Sin embargo, no sucede igual con la menopausia quirúrgica pues al extirpar los ovarios la menopausia se produce de manera brusca al día siguiente de la cirugía tras la desaparición de la función ovárica.

¿Todas las cirugías del aparato genital femenino pueden producir una menopausia quirúrgica?

La menopausia quirúrgica es aquella producida por acciones médicas. La necesidad de extirpar los ovarios para tratar diversas enfermedades como el cáncer sí podría tener que ver, por tanto, con una menopausia anticipada, pero es importante tener en cuenta que no todas las intervenciones quirúrgicas que vamos a realizar a nivel del aparato genital femenino van a tener como consecuencia una menopausia quirúrgica. Es decir, que se debe tener claro que, ante una histerectomía, la mujer va a dejar de menstruar, pero la función ovárica no se va a detener. Eso significa que la mujer no entra en la menopausia.

¿Cuáles son los síntomas inmediatos a la menopausia quirúrgica?

Existen algunos síntomas inmediatos de la menopausia quirúrgica como son los sofocos, los trastornos del sueño, la sudoración excesiva, los dolores de cabeza, los mareos, la ansiedad, la irritabilidad, el nerviosismo, la depresión o la disminución de la libido, aunque son los sofocos el síntoma que más va a preocupar a las mujeres con menopausia quirúrgica.

Aquí lo que sucede es que los estrógenos en la mujer van a actuar en el centro de la termorregulación situado en el hipotálamo. Cuando los niveles de estrógenos disminuyen en sangre, el centro termorregulador entiende que la temperatura del cuerpo disminuye, aunque la temperatura corporal de la mujer sea normal, y se desate una sensación de calor y palpitaciones repentinas denominadas sofocos. Los sofocos pueden durar en algunas ocasiones unos treinta segundos hasta veinte minutos incluso y van acompañados de sudores fríos y escalofríos. En el caso de la menopausia quirúrgica estos sofocos pueden ser bastante más intensos y afectan de manera psicológica a la mujer que puede llegar a tener incluso 50 diarios.

¿Y qué hay de los síntomas más tardíos?

Entre uno y dos años después de la cirugía de la menopausia las mujeres también van a poder sufrir síntomas como estos:

- cambios corporales. Los niveles bajos de estrógenos hacen que disminuya la producción de colágeno y elastina por lo que la piel de la mujer podría volverse más seca produciéndose arrugas profundas. Además, las uñas se vuelven quebradizas, el cabello pierde brillo y este cae de manera abundante.

- sequedad vaginal. La disminución de los estrógenos hará también que se lubrique menos y cambie el pH vaginal. Disminuirá el microbiota vaginal y se dejará la mucosa vaginal desnuda.

- aumento del colesterol en sangre. Aquí va a aumentar el riesgo de la aparición de enfermedades cardiovasculares.

- aumento del riesgo de osteoporosis. Se va a dejar de estimular la producción de hueso y volverá los huesos delgados y quebradizos. Aumentará así también el riesgo de fracturas.

¿Hay consecuencias de la menopausia quirúrgica?

Con una menopausia quirúrgica lo primero que se ha de tener claro es que los niveles de estrógenos disminuyen o son nulos. Ante esta situación, al igual que sucede con la menopausia corriente, existirá un mayor riesgo de desarrollar diversas patologías como son:

- la osteoporosis. Debido a la falta de estrógenos se va a producir un aumento de la fragilidad de los huesos y por consiguiente un riesgo mayor de fracturas.

- la enfermedad cardiovascular. Una falta de estrógenos a una edad joven podrá aumentar el riesgo de ataques al corazón.

- un ánimo depresivo. La pérdida inesperada de la función ovárica podría, por ejemplo, llegar a producir una tristeza persistente.

Por ese motivo es importante prevenir cuanto antes ya que comenzar a padecer algunos de los síntomas de la menopausia antes de tiempo podrían alterar de manera significativa la calidad de vida de las mujeres.

¿Existe tratamiento para la menopausia quirúrgica?

Sí, por supuesto que existe, y existen también distintos tipos de tratamiento como el tratamiento hormonal sustitutivo (THS), la fitoterapia y un estilo de vida saludable. Por un lado, el tratamiento hormonal sustitutivo (THS) que es necesario y recomendable para evitar los molestos síntomas de la caída brusca de estrógenos, proteger los huesos de la osteoporosis y las alteraciones vasculares a largo plazo. Serán esas las hormonas que reemplazan en parte las que los ovarios ya han dejado de producir.

Por otro lado, la fitoterapia, solamente, eso sí, en los casos en que exista una enfermedad tromboembólica o tras el diagnóstico de un cáncer hormonodependiente.

Y, finalmente, un estilo de vida saludable en el que realizar un ejercicio moderado de forma habitual es ideal. Asimismo, habrá que incluir también una dieta rica en calcio, tomar el sol diariamente para alcanzar niveles adecuados de vitamina D y evitar el tabaco, el alcohol y el sobrepeso.

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

×