Causas de la menopausia precoz

Causas de la menopausia precoz

La menopausia precoz o prematura que es el cese permanente de la menstruación antes de los cuarenta años. Pero ¿por qué ocurre? Pues bien, básicamente porque los ovarios ya han dejado de liberar óvulos y pierden la capacidad de producir hormonas.

Índice

¿Por qué se produce la menopausia precoz?

La menopausia prematura se parece a la natural. Los ovarios van a producir una cantidad muy pequeña de estrógenos y se acaba la ovulación, pero en algunas ocasiones los ovarios funcionan durante un corto periodo de tiempo, pueden liberar un óvulo y hacer posible el embarazo. Será, por tanto, unos análisis de sangre los que confirmen el diagnóstico. Además, se van a realizar otras pruebas también para poder identificar esa causa de la menopausia precoz, aunque es cierto que existen algunas comunes en todas o prácticamente casi todas las mujeres que presentan una anomalía prematura o precoz, pero ¿cuáles son?

- las anomalías genéticas. Los cromosomas pueden ser anómalos. Dentro de las anomalías de los cromosomas sexuales encontramos el síndrome de Turner, los trastornos asociados al cromosoma Y, y el síndrome del cromosoma X frágil.

- los trastornos autoinmunitarios. Aquí el organismo produce anticuerpos anómalos que atacan a sus propios tejidos, incluyendo los ovarios.

- los trastornos metabólicos. Como la enfermedad de Addison y la diabetes.

- las infecciones víricas. Como la parotiditis (paperas).

- la extirpación quirúrgica de los ovarios. Se trata de una intervención quirúrgica en la que se extirpan ambos ovarios, finaliza el periodo menstrual y comienza la menopausia.

- la cirugía de extirpación del útero. Intervención quirúrgica en la que se extirpa el útero y finaliza la menstruación, pero no va a causar la mayoría de los síntomas de la menopausia siempre y cuando los ovarios funcionen adecuadamente.

La menopausia precoz ocurre cuando los ovarios comienzan a fallar antes de la edad habitual. Si la menopausia normal en las mujeres suele ocurrir a partir de los 45 años. Cuando esta comienza antes, es decir, se adelanta, se dice que es precoz. Las padecen normalmente mujeres con madres o hermanas que en su día pasaron por su mismo problema, aunque es cierto que existen otros factores además de los genéticos como es el caso de la insuficiencia ovárica.

¿Cuáles son los síntomas que nos indican su aparición?

El primer síntoma de la menopausia prematura (o precoz) suele ser la irregularidad en la menstruación. En algunos casos los síntomas de esta podrían comenzar mientras las mujeres aún están teniendo periodos menstruales, que tienden a ser más fuertes a medida que estos se producen con menos frecuencia. Los principales son:

- sofocos y sudores nocturnos

- dolores de cabeza

- disminución de la libido

- cambios en el ciclo menstrual

- irritabilidad alternada con periodos de depresión

- cambios de humor

- sequedad vaginal

- insomnio

- baja autoestima

- cambios en el peso

- inflamación de la vagina y el útero

Aunque también se ha de tener en cuenta que es posible que no aparezcan síntomas, exceptuando el hecho, eso sí, de que no se produce el embarazo. Otras mujeres, por ejemplo, presentan los mismos síntomas que se asocian con la menopausia normal como los sofocos, los sudores nocturnos o los cambios de humor y en las que los periodos menstruales pueden volverse menos abundantes, irregulares o llegar a interrumpirse.

La falta de estrógenos podría dar lugar también a la disminución de la densidad ósea y al adelgazamiento y sequedad de la mucosa de la vagina de la mujer. El problema viene con las mujeres que padecen una menopausia prematura y no siguen una terapia con estrógenos. En este caso es cuando va a aumentar el riesgo de sufrir trastornos del estado de ánimo, enfermedad de Parkinson, demencia o arteriopatía coronaria.

¿Cómo confirmar el diagnóstico de la menopausia precoz?

Se va a sospechar de menopausia prematura cuando una mujer menor de cuarenta años presenta síntomas de menopausia o no puede quedarse embarazada. Para confirmar el diagnóstico de dicha menopausia precoz (o prematura) se realiza una prueba de embarazo y se determinan los niveles de estrógenos y de hormona foliculoestimulante cada semana durante varias semanas.

En algunas ocasiones, además, se van a realizar pruebas adicionales para ayudar a identificar la causa de la menopausia prematura, evaluar los riesgos para la salud y a recomendar también un tratamiento para la menopausia prematura. No obstante, en los casos que se quiera la mujer podría realizarse un nuevo análisis de sangre para determinar los niveles de hormona que se produce en los ovarios y poder evaluar así cómo funcionan los ovarios estimando las probabilidades de que esta pueda quedar embarazada.

¿Existe tratamiento para la menopausia precoz?

Lo cierto es que como tal no existen tratamientos que puedan hacer que los ovarios vuelvan a funcionar. Sin embargo, existen casos extraordinarios en los que los ovarios comienzan a trabajar de nuevo por razones desconocidas (solamente un 1% de los casos) y en algunos casos sí se podría recomendar, por ejemplo, la terapia de reemplazo hormonal (o reposición hormonal), que es el tratamiento de elección en casos de menopausia precoz y se hace a través del uso de medicamentos a base de estrógeno.

Además de dicho tratamiento es fundamental también practicar regularmente actividad física y seguir una alimentación equilibrada evitando el consumo de dulces, grasas y productos procesados para evitar coger un peso excesivo y aumentar el consumo de los alimentos integrales, semillas y productos de soja en la dieta porque ayudan a la regulación de las hormonas.

No obstante, es importante saber que no es aconsejable en casos de cáncer de mama o de útero, en antecedentes de trombosis, en casos de enfermedades hepáticas graves, con un sangrado vaginal no diagnosticado, con enfermedad del corazón o en casos de haber tenido un derrame cerebral la terapia hormonal sustitutiva.

¿Cómo afecta la menopausia prematura a las mujeres?

La menopausia prematura puede afectar de manera importante a nivel emocional a aquellas mujeres que la sufren por diversos motivos:

- el dolor ante la perspectiva de no poder tener hijos

- el miedo a envejecer antes de tiempo

- el temor a que la pareja no la encuentre sexualmente atractiva

- problemas de autoestima

El asesoramiento psicológico y los grupos de autoayuda podrían ayudar de manera positiva a las mujeres en una situación como esta a veces algo difícil de afrontar. Al ser la menopausia precoz un hecho poco habitual es necesario acudir al ginecólogo para determinar las causas y el tratamiento apropiado a seguir para disminuir los síntomas. No obstante, ante cualquier defecto o retraso en la menstruación lo mejor será acudir al ginecólogo cuanto antes para que el profesional médico haga el diagnóstico adecuado.

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

×