×

Remedios caseros para los sofocos de la menopausia

Remedios caseros para los sofocos de la menopausia

El síntoma más habitual y molesto de la menopausia es, sin duda, los sofocos, ese calor intenso y súbito que puede causar sudoración excesiva, palpitaciones, sudores y palpitaciones. Estos sofocos pueden aparecer en cualquier momento del día y durar entre 5 y 10 minutos. Aparte de las terapias hormonales, ¿hay otra forma de tratarlos?

Índice

¿Qué son los sofocos?

Los sofocos están causados por las variaciones hormonales que sufre la mujer cuando sus ovarios empiezan a dejar de ovular y desaparecen los ciclos menstruales y entra en el periodo que conocemos como climaterio. Este descenso de hormonas femeninas (especialmente estrógeno y progesterona) causa, entre otros síntomas, los sofocos, un calor súbito, intenso y muy molesto que provoca enrojecimiento de la piel, sudor excesivo seguido de escalofríos por las variaciones de temperatura, sensación de ahogo, palpitaciones

Suelen durar varios minutos y pueden aparecer en cualquier momento del día, aunque son más habituales de noche, conociéndose en ese caso como sudores nocturnos. Además, pueden alargarse en el tiempo hasta 10 años.

El calor afecta sobre todo a la parte superior del cuerpo, torso, cuello y cara, y puede afectar enormemente a la calidad de vida de la mujer, sobre todo cuando empieza a sentirlo de repente en una reunión de trabajo o en una fiesta con amigos, ya que puede causar ansiedad y estrés. Por eso, es importante saber qué consejos o remedios naturales puedes seguir para evitar o controlar estos sofocos.

Remedios caseros para los sofocos

Además del tratamiento hormonal, existen muchas medidas y cambios en tu vida que puedes adoptar para controlar y evitar los temidos sofocos de la premenopausia y la postmenopausia sin tener los efectos secundarios que pueden causar a veces las hormonas, como el incremento de riesgo de cáncer de mama en algunas mujeres:

1- No fumar ni beber alcohol, ya que ambas sustancias aumentan los sofocos.

2- Llevar una dieta sana y controlar el peso, ya que las mujeres obesas tienen más riesgo de sufrir sofocos.

3- Consumir alimentos que ayudan a evitar los sofocos, como la alfalfa, las semillas de lino, los plátanos, etc. Los fitoestrógenos, unos polifenoles similares a los estrógenos, se encuentran en muchos alimentos como el lino, las legumbres, el sésamo o el kuzu.

4- Un remedio casero son las semillas de alfalfa. Se deben hervir durante 10 minutos con jugo de limón y consumir tres veces al día.

5- Otro remedio que puede ayudar son las flores de tilo, que también se deben hervir y consumir en forma de té varias veces al día.

6- Si tienes sudores nocturnos, puedes tomarte, antes de irte a la cama, una cucharada de miel en agua caliente.

7- Pon 3 cucharadas de salvia seca en un litro de agua hirviendo y deja reposar. Cuela la mezcla y bébela a lo largo del día.

8- La soja es uno de los alimentos más eficaces y completos durante la menopausia, por lo que intenta incluirla todos los días en tu alimentación en todas sus presentaciones: galletas con soja, yogures, ensaladas, tempeh, etc.

9- Cuando notes mucho calor, puedes pasarte un cubito de hielo o un paño de agua muy fría por el cuello, la nuca y la cara.

10- Date, dos veces a la semana, un masaje circular por el abdomen con aceite esencial de salvia o aceite esencial de manzanilla romana.

11- Usa ropa holgada de algodón o fibras naturales como el lino que te permitan transpirar. Incluso las sábanas deben ser de fibras naturales para evitar los sudores nocturnos.

12- Lleva siempre varias capas superpuestas de ropa para poder desprenderte de alguna si tienes mucho calor.

13- Mantén la casa bien ventilada y aireada, especialmente tu dormitorio. Baja un poco la temperatura de tu habitación para dormir, no hace falta que esté a más de 20º C.

14- Evita los lugares cerrados, calientes, húmedos y muy concurridos.

15- Bebe mucha agua o líquidos con hielo a pequeños sorbos para aliviar los sofocos.

16- Evita por la tarde alimentos que pueden provocar calores como café, alcohol, especias, alimentos picantes, etc.

17- Haz ejercicio regular, al menos tres veces a la semana, durante unos 30 minutos. Caminar, yoga, pilates o tai-chi son buenas elecciones.

18- Date un baño de unos 15 minutos de agua tibia, no caliente, todas las mañanas para ayudar a evitar los sofocos durante el día. También puede ser útil por la noche si sufres sudores nocturnos.

19- Practica técnicas de relajación como la respiración, la meditación, el yoga, etc.

20- Date un paseo antes de irte a la cama para respirar aire fresco.

21- Consume grasas saludables con omega 3 como las del aguacate, las nueces o las semillas, que ayudan a regular el sistema endocrino y favorecen la producción de sustancias beneficiosas.

22- El regaliz seco, tomado en infusión de forma habitual, ayuda a conciliar el sueño, por lo que puede ser un buen remedio para las que sufren sudores nocturnos.

23- Existen muchas plantas que pueden ayudar a controlar y evitar los sofocos, ya que contienen flavonoides que actúan como fitoestrógenos. Por ejemplo, el lúpulo, que puedes tomar seco en dos tomas al día; la salvia que, como hemos dicho antes, es muy eficaz contra los sudores y los sofocos y puedes tomar en extracto o infusión; Dong Quai, que contiene sustancias naturales con una actividad similar a los estrógenos; trébol rojo, que contiene isoflavonas que ayudan a compensar la falta de estrógenos; o la maca, cuyos esteroles tienen un efecto muy positivo sobre los cambios hormonales.

Recuerda, no obstante, que antes de consumir cualquier planta o remedio natural debes consultar antes con tu médico ya que algunas plantas pueden interactuar negativamente con algunos medicamentos o interferir en otros tratamientos convencionales.

Por último, tómatelo con filosofía y no te agobies ya que es un síntoma muy molesto, pero que se pasa y se puede controlar.

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración