×

Edad en la menopausia precoz

Edad en la menopausia precoz

La menopausia precoz es aquella que llega mucho antes de lo habitual. Si bien es cierto que la menopausia es un proceso fisiológico por el que todas las mujeres deben pasar antes o después, esta no llega a todas a la vez, por lo que se considera normal tenerla entre los 45 y los 55 años. Solo cuando llega a los 40 años o antes se considera menopausia precoz.

Índice

¿Qué es la menopausia precoz?

La menopausia es un proceso fisiológico natural que forma parte de la vida de cualquier mujer. No es una enfermedad ni algo malo, simplemente es una etapa más en la vida que supone el fin de la fertilidad y de la posibilidad de lograr un embarazo al cesar para siempre las ovulaciones y, por lo tanto, las menstruaciones.

Desde los 40 años, muchas mujeres entran en la perimenopausia, la etapa previa a la menopausia en la que los cambios hormonales comienzan a provocar irregularidades en los ciclos menstruales y otros síntomas asociados a esta etapa, como sofocos, insomnio y problemas para dormir, cambios de humor, etc. Esta etapa puede durar entre 2 y 8 años y, tras ella, cuando se suceden 12 meses consecutivos sin tener la regla y sin que los ovarios ovulen, se considera que la mujer ya ha llegado a la menopausia.

Como decíamos, esta suele llegar entre los 45 y los 55 años, aunque la edad media son los 51 años. Sin embargo, se considera normal que se produzca desde los 43 o 44 años. Solo cuando llega antes de esta edad de habla de menopausia precoz.

Los síntomas son los mismos que en la menopausia que llega más tarde: fin de la menstruación, sofocos, cambios de humor, sequedad vaginal, incontinencia urinaria, problemas para dormir, irritabilidad, etc.

Por último, hay que tener en cuenta que aproximadamente el 5 % de las mujeres pasa naturalmente por la menopausia precoz.

Causas de la menopausia precoz

Existen diversas causas que pueden hacer que la menopausia llegue antes de lo habitual:

- Genética, es decir, antecedentes familiares de menopausia precoz.

- El estilo de vida, ya que se ha demostrado que fumar, beber mucho o seguir una dieta rica en ciertos nutrientes puede adelantar la menopausia. Así, las mujeres que fuman pueden llegar a la menopausia hasta dos años antes que las que no fuma e incluso sufrir síntomas más graves.

- El estrés.

- La salud general.

- Haber sufrido una histerectomía completa por cualquier motivo. También la extirpación quirúrgica de ambos ovarios, denominada ooforectomía bilateral, puede desencadenar la menopausia y síntomas más marcados.

-Haber sufrido tratamientos para el cáncer como la quimioterapia o la radioterapia. No obstante, hay que tener en cuenta que no a todas las mujeres les pasa, ya que cuanto más joven sea la mujer al momento de recibir estos tratamientos, menos probabilidades tiene de entrar en la menopausia.

- Enfermedades autoinmunes que afectan a los ovarios, como enfermedad de la tiroides y artritis reumatoidea.

- La ingesta de ciertos medicamentos.

- Padecer VIH o SIDA. Las mujeres con VIH cuya infección no está bien controlada con medicamentos pueden sufrir una menopausia precoz.

- Ciertas enfermedades cromosómicas como el síndrome de Turner (una enfermedad en la que las mujeres nacen sin una parte o todo el cromosoma X, por lo cual sus ovarios no se forman normalmente y sus ciclos menstruales pueden no ser normales).

- Padecer el Síndrome de fatiga crónica.

Efectos de la menopausia precoz

Aunque muchas mujeres que sufren menopausia precoz pueden tener síntomas o problemas de salud similares a las que tienen la menopausia a una edad más tardía, sí que es cierto que tienen más posibilidades de padecer problemas de salud graves por el hecho de haber llegado a esta etapa antes. Por ejemplo, mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares u osteoporosis, ya que van a vivir más tiempo sin los beneficios de los altos niveles de estrógeno, la principal hormona femenina cuyos niveles descienden al llegar a la menopausia junto con la progesterona. 

Asimismo, pueden sufrir síntomas de la menopausia más graves y tienen más posibilidades de padecer tristeza o depresión por la pérdida de la fertilidad antes de lo esperado.

Por eso, en cuanto empieces a notar síntomas que puedan hacer sospechar de la llegada de la perimenopausia, sobre todo si cumples algunos de los factores que hacen más posible sufrir menopausia precoz, es recomendable que acudas a tu médico para que te realice una serie de pruebas que confirmen si sufres menopausia precoz o no (análisis hormonales, ecografía de los ovarios…) y, si es así, iniciar el tratamiento correspondiente para evitar o minimizar los síntomas del climaterio. 

Estos tratamientos hormonales siempre deben ser individualizados y personalizados, dependiendo de los síntomas que presente cada mujer, evitando que duren mucho tiempo ya que pueden aumentar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Por último, es necesario seguir una dieta sana, cuidar el peso, intentar dormir bien, no fumar ni beber alcohol, hacer ejercicio moderado de manera regular y tomar mucho calcio y vitamina D.

Fuente: Office on Women´s Health Shifren, J. L., Gass, M. L. S. para las Recomendaciones de NAMS para el cuidado clínico de mujeres trabajadoras de mediana edad (2014). Recomendaciones de The North American Menopause Society para el cuidado clínico de mujeres de mediana edad. Menopause; 21(10): 1038–1062. Looby, S.E., Shifren, J., Corless, I., Rope, A., Pedersen, M.C., Joffe, H., et al. (2014). Incremento en la gravedad de los sofocones e interferencia relacionada en mujeres perimenopáusicas infectadas con el virus de la inmunodeficiencia humana. Menopause; 21: 403–409.

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración