×

Nauseas y vómitos en la menopausia

Nauseas y vómitos en la menopausia

Los síntomas más conocidos de la menopausia son, sin duda, los sofocos, los sudores nocturnos o la falta de libido. Sin embargo, son muchas otras las molestias que se pueden experimentar en los años previos a la llegada de la menopausia y una vez llega esta, incluyendo náuseas y vómitos.

Índice

Causas de las náuseas y los vómitos en la menopausia

La menopausia es el momento en la vida de una mujer en que, tras 12 meses consecutivos sin tener la regla, sus ovarios dejan de funcionar para siempre y acaba su vida fértil. Este proceso se produce a causa de la bajada de los niveles de las hormonas sexuales femeninas, estrógenos y progesterona, que provoca no solo la retirada de la menstruación, sino también la aparición de otros muchos síntomas como sofocos, sudores nocturnos, falta de libido, sequedad vaginal, problemas para dormir, ansiedad e irritabilidad, etc.

Sin embargo, las náuseas y los vómitos pueden ser también un síntoma de la menopausia, aunque lo cierto es que no son tan frecuentes como los síntomas antes descritos. Y es que el sistema digestivo es un gran afectado en estos años, puesto que los estrógenos tienen su función en el proceso digestivo, por lo que es habitual que las mujeres, tanto durante la perimenopausia como después, experimenten problemas estomacales como hinchazón de vientre, gases, estreñimiento o, como decíamos, náuseas y vómitos.

Por lo tanto, la causa principal de estas náuseas son los cambios hormonales, pero también pueden aparecer o verse incrementadas por la ansiedad, el insomnio, el estrés, el cansancio, la falta de sueño y otros problemas comunes en estos años. Además, las náuseas pueden experimentarse solo de manera puntual o mantenerse durante todo el día, lo que influye en la calidad de vida de la mujer que las padece. Incluso pueden ir acompañadas de vómitos frecuentes, lo que a su vez puede traer más molestias como problemas dentales, pérdida de peso, malnutrición por la falta de absorción de ciertos nutrientes, etc.

Remedios para controlar las náuseas

Dado que las náuseas durante la menopausia están causadas por los cambios hormonales, el tratamiento con hormonas que se suele mandar en estos años, la terapia hormonal sustitutiva, también ayudará a disminuir los síntomas. Pero como no todas las mujeres pueden recurrir a esta terapia ni hacerlo durante mucho tiempo (ya que puede aumentar el riesgo de desarrollar ciertos cánceres), es conveniente que sepas unos cuantos remedios naturales que te ayudarán a mantener las náuseas bajo control:

1- Procura que tu dieta sea baja en grasas, ya que las comidas ricas en grasas aumentan esta sensación.

2- Haz 5 o 6 comidas ligeras al día en lugar de 2 o 3 más abundantes. Come además de manera pausada y tranquila para que las digestiones sean mejores.

3- Haz ejercicio de manera regular, especialmente aquellas prácticas que te ayuden a relajarte, como pilates, yoga, taichí, natación… Incluso puedes aprender ejercicios de relajación y respiración profunda, ya que el estrés y la ansiedad aumentan las náuseas.

4- Existen muchas plantas que alivian las náuseas, especialmente la manzanilla y la menta. Por eso, es conveniente que tomes una infusión de manzanilla y menta después de cada comida o cuando notes que sientes más las náuseas.

5- El jengibre es uno de los grandes aliados contra las náuseas, no solo en el embarazo, sino en cualquier momento que aparezcan y sea por la causa que sea. Por eso, se recomienda incluir jengibre seco en las comidas o tomar una infusión de jengibre.

6- Si notas las náuseas al levantarte por la mañana, puede desayunar una compota de manzana con yogur, que relaja el aparato digestivo para que empieces bien el día.

7- Las aceitunas son ricas en taninos, un componente que alivia las náuseas, por lo que es buena idea que te tomes 4 o 5 aceitunas cuando notas que las náuseas aparecen.

8- Se ha demostrado que la acupresión es muy efectiva contra las náuseas, por lo que puedes comprarte una pulsera de acupresión que haga presión por encima de la muñeca. El punto clave se encuentra cuatro dedos por encima de la muñeca, por lo que también puedes apretarte ahí con los dedos de la otra mano. Al mantener la presión en ese punto al menos un minuto, disminuirás los movimientos gastrointestinales, reduciendo la sensación de náuseas y los vómitos.

9- Coge un cubito de hielo y deja que se deshaga lentamente en tu boca mientras notes las náuseas.

Si ninguno de estos remedios funciona, puedes hablar con tu médico sobre la posibilidad de tomar de manera continuada un antiemético. Existen fármacos en el mercado contra las náuseas que son muy efectivos y pueden ayudarte a controlar este problema, sobre todo si es tan frecuente e intenso que no te deja seguir con tu día a día.

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar