×

Estrógenos naturales para la menopausia

Estrógenos naturales para la menopausia

Los estrógenos son las hormonas sexuales esteroideas derivadas del colesterol de tipo femenino y producidas por los ovarios, la placenta durante el embarazo y en menores cantidades por las glándulas adrenales. Pero ¿qué tienen que ver con la menopausia?

Índice

¿Qué son los estrógenos?

Los estrógenos derivan de los andrógenos que son las hormonas sexuales masculinas, unas hormonas que actúan sobre el núcleo de las células y regulan la síntesis de proteínas. Existen tres formas de estrógenos presentes en el cuerpo humano que hacen una función endocrina:

- estradiol. Su síntesis se produce a partir de la testosterona y es el tipo de estrógeno que se encuentra en mayor cantidad en el organismo femenino durante los años de fertilidad.

- estriol. Se sintetiza a partir de la androsterona y se produce en grandes cantidades durante el embarazo llegando a aumentar hasta mil veces sus niveles en la orina durante la gestación.

- estrona. Es el menos abundante de los estrógenos. Se sintetiza a partir de la progesterona y su producción tiene lugar en el ovario y en tejido adiposo.

¿Cuál es la función de los estrógenos?

Como sabemos, tanto los estrógenos como la progesterona y su variante la progestina son las principales hormonas sexuales femeninas, pero son los estrógenos las hormonas esteroideas producidas por los ovarios y, en menor medida, por las glándulas suprarrenales, las responsables a su vez del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios en mujeres a partir de la pubertad. Sus funciones son:

1- Preparar para la fecundación

2- Regular en nivel de colesterol

3- Proteger los huesos

4- Estimular la libido

5- Ayudar a la formación de colágeno

¿Qué tienen en común la menopausia y los estrógenos?

La llegada de la menopausia se traduce en medicina en la caída drástica en la producción de estrógenos. Y de ahí, por tanto, su relación. Además, debido a la importancia de estas hormonas en muchos de los procesos del organismo, el descenso de sus niveles en el climaterio repercute de forma negativa dando lugar a complicaciones y trastornos como las alteraciones en el estado de ánimo, ansiedad, cansancio, sequedad vaginal, aparición de osteoporosis o incremento del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Y, por eso, en muchas ocasiones por estos motivos resulta completamente necesario seguir un tratamiento con estrógenos producidos en laboratorio, sobre todo en algunos casos de menopausia, trastornos menstruales u osteoporosis.

Síntomas comunes de la menopausia

Los estrógenos son claves para mantener un buen estado de salud durante la época fértil. Sin embargo, un día de repente los niveles de estrógenos disminuyen y comienzan algunos cambios en el cuerpo de la mujer. ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes en la menopausia?

- sequedad vaginal junto con picor, ardor e irritación local

- sequedad de la piel y piel más arrugada

- sequedad ocular

- sequedad bucal

- sangrado vaginal irregular

- incontinencia urinaria

- irritabilidad

- dolor de cabeza

- mareos

- dificultad para concentrarse

- piernas inquietas

- malestar general

Ante estos cambios hormonales de la menopausia el organismo de las mujeres responde algunas veces con síntomas bastante molestos por lo que es importante contemplar algunas pautas, recomendaciones, consejos e incluso algunos alimentos para aliviar dicho malestar originado por todos estos síntomas.

¿Cómo aliviar algunos de los síntomas de la menopausia? ¿Qué alimentos consumir en esta etapa?

La menopausia, como ya veíamos, es un proceso fisiológico en la vida de la mujer. Entre los 45 ylos 55 años disminuye de forma natural la producción de estrógenos en los ovarios, y esto puede provocar síntomas más o menos molestos como son los sofocos, el insomnio, la irritabilidad o la sequedad, que en realidad pueden prevenirse.

Para reducirlos se puede recurrir a los fitoestrógenos, que son unos polifenoles similares a los estrógenos entre los que destacamos el lino, las legumbres, el sésamo o el kuzu, pero hay más…

- Las semillas de lino. Son ricas en lignanos que al ayudar a mantener la actividad estrogénica alivian la mayoría de síntomas por mala adaptación a los cambios hormonales. Consumir: dos cucharadas al día recién molidas y añadidas a batidos, ensaladas o salsas. 

- Los guisantes. Aportan otros fitoestrógenos, y como legumbre fresca contribuyen a mantener sana la flora intestinal y son ricos en proteínas, necesarias para la formación de hueso. Consumir: dos veces a la semana como plato principal y una guarnición.

- El tempeh. El tempeh clásico es el que se elabora a partir de los granos de soja, pero el garbanzo es más fácil de digerir. Este normalmente se recomienda por sus probióticos que enriquecen el microbiota intestinal. Consumir: dos veces a la semana, marinado, salteado o hervido. 

- Las nueces pecanas. Junto con las nueces del país y otros frutos secos favorecen la fabricación de serotonina en el intestino gracias al aporte de triptófano y son ricas en grasas saludables. Consumir: tres nueces pecanas al día junto con otros frutos secos. 

- Las semillas de girasol. Aportan aminoácidos básicos para evitar la pérdida de masa muscular y de tejido óseo. Mejor tomarlas al natural, tostadas ligeramente o remojadas para aprovechar mejor sus grasas y otros nutrientes. Consumir: 1 o 2 cucharadas al día en la ensalada, cremas, arroces u otras recetas.

Estrógenos naturales ¿qué son y cuál es la función de estos?

Suplementar el organismo para ayudar a compensar la falta de estrógeno que tiene lugar cuando empieza la perimenopausia es algo necesario. Una de las alternativas es hacerlo con dieta, es decir, basar la alimentación en esta etapa en una dieta rica en estrógenos naturales. Por eso, la clave está en incluir alimentos que contengan fitoestrógenos. Algunos de ellos son las isoflavonas de la soja y sus derivados; las semillas de lino y sésamo; las alubias y garbanzos; los frutos secos y los arándanos.

Los fitoestrógenos están presentes en algunos alimentos y, aunque estos no se comportan de la misma manera, sí que producen algunos de los efectos de los estrógenos naturales y por ello es por lo que se recomienda incluirlos en la dieta durante la menopausia, etapa además en la que el cuerpo de las mujeres deja de producir estrógenos de manera natural, y especialmente en aquellas mujeres que sienten sus síntomas muy pronunciados.

¿Por qué elegir los estrógenos naturales en la menopausia?

Porque son naturales y nos libramos de cualquier tipo de hormona química de los medicamentos y, sin duda, por los beneficios que tienen y que además pueden beneficiarte en varios aspectos:

- no tiene efectos secundarios (como mayor riesgo de desarrollar un cáncer de ovario, cáncer de endometrio o cáncer de mama)

- no te hace daño en la piel

- te ayuda a niveles más amplios al regular de manera general el sistema endocrino

- y, económicamente te puede salir mucho más rentable

Fuente: Elsevier: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-el-papel-plantas-medicinales-el-13054404

Redacción: Ana Ruiz

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar