×

Menopausia y las isoflavonas de soja y el lúpulo

Menopausia y las isoflavonas de soja y el lúpulo

Existen diversos alimentos que son muy recomendables durante la menopausia como la soja o el lúpulo. ¿Qué beneficios aportan ambos en esta etapa? ¿Es mejor uno que otro?

Índice

Beneficios del lúpulo en la menopausia

La menopausia es el momento en la vida de una mujer en que termina su vida fértil a causa del final del funcionamiento de sus ovarios. Estos dejan de ovular y, por lo tanto, se acaban los ciclos menstruales. Este proceso está provocado por una bajada en los niveles de estrógenos y progesterona, las principales hormonas femeninas, que no solo causa el final de la regla, sino otros muchos síntomas como sofocos, cambios en el metabolismo, sequedad vaginal, problemas para dormir, descenso de la libido, etc.

Estos síntomas comienzan en la etapa previa, la perimenopausia, y continúan unos años después, por lo que algunas mujeres pueden notarlos hasta 10 años, con más o menos intensidad. Por eso, son muchas las que recurren a los tratamientos hormonales convencionales para controlar estos molestos síntomas que pueden interferir en la vida diaria de la mujer. Sin embargo, estos tratamientos no se pueden usar mucho tiempo, ya que pueden aumentar las posibilidades de sufrir cáncer de mama o de útero, por lo que es recomendable recurrir también a la fitoterapia o alimentos con nutrientes que pueden ayudar en estos años, como el lúpulo.

La parte que se utiliza de esta planta son las inflorescencias femeninas o estróbilos (conos), que aportan aceites esenciales, principios estrogénicos, taninos y otros compuestos.

Los aceites esenciales tienen una acción sedante, hipnótica y espasmolítica, por lo que es recomendable en caso de ansiedad, insomnio y nerviosismo. Pero además, el lúpulo presenta propiedades estrogénicas, por lo que ayuda a tratar y evitar los sofocos. El principal fitoestrógeno de esta planta es la isoflavona 8-prenil-naringenina (8PN), considerada la más potente del planeta. Además, contribuye en el tratamiento de otros trastornos como la disfunción sexual, la depresión, los trastornos del sueño y el aumento de peso.

Para beneficiarte de sus propiedades, existen muchos productos en el mercado que contienen lúpulo indicados especialmente para la menopausia.

Beneficios de las isoflavonas de soja

Las isoflavonas son moléculas que aparecen, sobre todo, en especies de la familia de las Fabaceae, como son la soja o el trébol rojo. Las principales isoflavonas aisladas de estas especies vegetales son la genisteína, la daidzeína y la gliciteína y sus derivados glucosilados y metoxilados.

Diversos estudios han demostrado que estas isoflavonas son eficaces para tratar los síntomas del climaterio, especialmente los sofocos. Además, disminuyen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y cánceres como el de mama, endometrio, colon y próstata. La soja también incrementa la densidad mineral ósea, evitando la osteoporosis, y mejora la maduración del epitelio vaginal, por lo que es bueno también para los problemas relacionados con la vagina. Por este motivo, en mujeres con una edad superior a los 45 años se recomienda una mayor ingesta diaria de este mineral, 1.500 mg/día.

Las isoflavonas pueden consumirse directamente de la soja y otras legumbres o a través de alimentos enriquecidos. También es posible ingerir isoflavonas en forma de comprimidos o cápsulas nutricionales.

Sin embargo, aunque las isoflavonas son una buena opción alternativa a la terapia hormonal sustitutiva sin efectos secundarios o interacciones de relevancia clínica, se han realizado pocos estudios al respecto.

¿Es mejor el lúpulo que las isoflavonas de soja?

Un reciente estudio realizado por el Grupo NC Salud revela que el lúpulo tiene un potencial hasta 100 veces mayor que las isoflavonas de soja para tratar los síntomas de la menopausia, especialmente los sofocos, mejorando nuestra salud. 

El principal flavonoide del lúpulo, la 8-prenil-naringenina (8PN), es, como decíamos, el fitoestrógenomás potente que existe, por lo que es mejor en el tratamiento de los síntomas menopáusicos, tales como los sofocos. También ayuda a afrontar otros síntomas, como la disfunción sexual, la ansiedad, la tristeza, los problemas de sueño, el aumento de peso y grasa corporal, etc.

Por su parte, las isoflavonas de la soja poseen una estructura similar a los estrógenos humanos, por eso son beneficios en la menopausia, además de actuar como antioxidante en el organismo y ayudar al mantenimiento de la salud ósea, evitando la osteoporosis y la fractura de los huesos. 

Pero según los datos de este estudio, un complemento alimenticio natural a base de lúpulo, con una única dosis diaria, proporciona una importante disminución en la sudoración, nerviosismo y ansiedad de la mujer menopausia, y tras 6 semanas de tratamiento, en un 90% de los casos, se experimenta una reducción notable de los síntomas asociados a esta etapa.

Otro síntoma a tener en cuenta cuando se empieza este ciclo, es el sobrepeso. En España, existe un importante problema de sobrepeso en las mujeres de 45 a 55 años debido a los cambios en el metabolismo que se producen en la menopausia, que hace que se acumule más grasa en algunas zonas, como el abdomen.

«La reducción en la producción de estrógenos ováricos durante la menopausia convierte al tejido adiposo blanco en la principal fuente de estas hormonas, por lo que la tendencia del organismo a aumentar su porcentaje también juega un papel destacado en este exceso de kilos», explica el doctor Carlos Fernández, director médico del grupo NC Salud. Y es un problema no solo estético, ya que la acumulación de grasa en la zona del abdomen incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Por lo tanto, es recomendable usar complementos alimenticios a base de lúpulo en estos años para evitar estos síntomas, aunque la soja también es buena, así como complejos vitamínicos del grupo B (B3, B6, B9 y B12).

Fuente: Bris M. Fitoterapia en la vida de la mujer. Madrid: Edimsa, 2001. Dr. D. Jesús Román Martínez, Presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación “El papel de las plantas medicinales en el tratamiento de la menopausia”, María Tránsito López Luengo, Revista Elsevier, Vol. 22. Núm. 10. páginas 112-116 (Noviembre 2003) https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-el-papel-las-plantas-medicinales-13054404

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 2

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar