×

Tratamiento natural de la menopausia

Tratamiento natural de la menopausia

La menopausia no es una enfermedad, sino una etapa más en la vida de la mujer. Sin embargo, para muchas son varios años de síntomas molestos a los que quieren combatir de cualquier manera y, en muchas ocasiones, la mejor manera es recurrir a los tratamientos naturales.

Índice

 

Síntomas de la menopausia

Tras unos 30 años de menstruaciones, los ovarios comienzan a dejar de funcionar y, como son la fuente principal de las hormonas femeninas, el cuerpo de la mujer empieza a verse afectado por este descenso y aparecen los síntomas principales de la perimenopausia y la menopausia: sofocos, periodos irregulares, sudores nocturnos, irritabilidad, sequedad vaginal, aumento de peso, etc.

Estos síntomas no aparecen en todas las mujeres a la vez ni con la misma intensidad. Así, algunas experimentan hasta 8 años de síntomas antes de la llegada de la menopausia, mientras que otras solo 2 o 3. Igualmente, para algunas estos síntomas son muy molestos e intensos, mientras que otras apenas se dan cuenta de que están llegando a esta nueva fase de su vida.

De igual modo, algunos comienzan a experimentar estos síntomas a los 43 0 44 años, mientras que, para otras, la perimenopausia no llega hasta los 48 o 49 años. La edad depende de la genética, la salud general, la alimentación, el estilo de vida, padecer o no ciertas enfermedades, haber recibido tratamiento para el cáncer, etc.

Por lo tanto, algunas mujeres apenas necesitarán tratamiento, mientras que otras tendrán que estar años con tratamiento específico para los síntomas y, como el tratamiento hormonal sustitutivo no debe usarse mucho tiempo ya que puede aumentar el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer, es recomendable recurrir, siempre que se pueda, a tratamientos naturales.

Tratamientos naturales para los síntomas de la menopausia

Existen diversos tratamientos naturales, como plantas, que pueden ayudar a aliviar los diferentes síntomas molestos asociados a la menopausia, especialmente los sofocos o sudores nocturnos. Estos son algunos de los principales:

1- Cambios en el estilo de vida. Está demostrado que no fumar, no beber alcohol, llevar una dieta saludable y hacer ejercicio regular de forma moderada ayuda a paliar muchos de estos síntomas. En cuanto a la alimentación, es importante evitar las grasas saturadas y la sal, que aumentan el riesgo de engordar y de desarrollar enfermedades cardiovasculares, e incluir mucho calcio y vitamina D para evitar la osteoporosis. Y en relación al ejercicio, lo más adecuado es la natación, el yoga, el pilates o ejercicios de bajo impacto.

2- Hormonas naturales. Muchas plantas contienen fitoestrógenos u hormonas naturales que ayudan a reducir los síntomas de la menopausia, especialmente los sofocos. La planta Vitex Agnus Castus, que puedes encontrar en suplementos alimenticios, regula de manera natural el sistema endocrino de la mujer, ayudando a reducir no solo los sofocos, sino también la depresión o la ansiedad. Así lo demuestran algunos estudios publicados en las revistas Journal of Alternative and Complementary Medicine o Gynecological Endocrinology.

La soja, la valeriana, el hipérico o el té verde ayudan a reducir algunos síntomas como la irritabilidad o el sobrepeso. La soja, por ejemplo, contiene isoflavonas, que reducen los sofocos hasta en un 50 % y ayudan a evitar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares al reducir el colesterol malo.

La cimicífuga es una de las plantas más eficaces para tratar los sofocos, ya que disminuye los niveles de LH, la hormona luteinizante implicada en la aparición de la reacción vasomotora que causa este síntoma.

La valeriana es la planta más eficaz para tratar la ansiedad, la irritabilidad y el insomnio. La tila también puede ser útil.

La hierba de San Juan ayuda a evitar o reducir la depresión.

El té verde y la alcachofa son útiles para ayudar a controlar el peso.

El trébol rojo favorece la salud cardiovascular y protege contra el cáncer de mama y de endometrio. Igualmente, reduce los sofocos, sudores nocturnos y la sequedad vaginal.

La hierba black cohosh es efectiva para reducir los sofocos, pero hay que tener cuidado porque puede producir malestar en el estómago y presión sanguínea baja.

No obstante, aunque la eficacia de estas plantas está comprobado, no debes tomarlas sin consultar con tu médico o farmacéutico, ya que algunas pueden interaccionar con ciertos medicamentos, por lo que hay que tener cuidado al consumirlas.

3- Otras medidas a adoptar. Además, puedes adoptar una serie de consejos que te ayudarán a llevar mejor esta etapa, como tomarte las cosas con calma y no pensar que la menopausia es un problema, sino verlo como una etapa más que también tiene cosas buenas. Usar varias capas de ropa para poder quitarte algo cuando sientas sofocos. Si tienes sequedad vaginal, usar un lubricante. Y, como decíamos, evita el alcohol y el tabaco para que tu cuerpo tenga una mejor salud y, así, puedas encontrarte mucho mejor.

Fuente: Asociación Española para el Estudio de la Menopausia

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 2

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar