×

AffectiveSección Ofrecida Por:
¿Cómo llevar mejor la menopausia?

¿Cómo llevar mejor la menopausia?

La menopausia es una etapa más en la vida de la mujer, pero, para muchas, debido a los síntomas que experimentan con su llegada, puede suponer una etapa muy complicada. Asimismo, todavía circulan muchos tabúes y falsos mitos en torno a la menopausia, por lo que es posible que tengas un poco miedo a lo que te puede esperar en estos años o a cómo va a afectar a tu vida.

Índice

¿Cómo te cambia la menopausia?

La menopausia es una etapa más en la vida de la mujer, pero, al llegar en torno a los 50 años y suponer el fin de la vida fértil, para muchas es el fin de la juventud y llevan muy mal el entrar en esta nueva fase. De hecho, son muchas las mujeres que ya son menopáusicas, pero ocultan a su entorno más cercano este hecho para no parecer mayores.

Hasta hace unos años, la menopausia era un tabú del que nadie quería hablar, pero en los últimos años se ha ido extendiendo la idea de que es solo una etapa más que, si bien puede traer ciertas molestias y complicaciones, también puede tener su lado bueno.

En cuanto a la parte mala, sin duda lo peor son los síntomas que causa en el organismo de la mujer la disminución de las hormonas sexuales femeninas, especialmente de los estrógenos. Y es que esta hormona no solo permite la ovulación en cada ciclo menstrual, sino que también influye en muchos otros aspectos del funcionamiento del cuerpo. Así, influyen en el metabolismo de las grasas y el colesterol de la sangre, manteniendo los niveles de colesterol malo bajos y disminuyendo la tensión arterial. También protegen nuestros huesos, ayudan a la formación de colágeno o influyen en nuestro metabolismo. Por eso, con la llegada de la menopausia, ante el descenso de los estrógenos, son muchos los cambios fisiológicos y molestias que la mujer puede experimentar, como sofocos, aumento de peso, sequedad vaginal, falta de libido, cambios en la piel y el cabello, pérdida de masa ósea y desarrollo de osteoporosis, aumento del colesterol malo, incontinencia urinaria, problemas para dormir, etc.

Por supuesto, estos síntomas no afectan a todas las mujeres por igual, ni en intensidad, ni en duración. Así, algunas solo experimentan síntomas leves durante un par de años, mientras que otras pueden sufrir estos problemas de manera muy frecuente e intensa hasta 10 años seguidos, aunque lo habitual es que los síntomas durante en torno a 3 o 4 años.

Pero no solo se experimentan síntomas físicos, la menopausia también nos afecta mucho mentalmente. Por una parte, los cambios hormonales provocan cambios en el estado de humor, irritabilidad y ansiedad. Por otra parte, todos los síntomas físicos antes descritos no ayudan, precisamente, a mejorar nuestro buen humor. Y, además, los 50 pueden ser una época complicada a nivel laboral y familiar con problemas en la pareja o con los hijos, que llegan a la adolescencia. Todo esto hace que muchas mujeres, al llegar la menopausia, entren en una profunda tristeza o incluso caigan en una depresión.

Y es que la menopausia produce muchos sentimientos encontrados. Por una parte, se terminan los ciclos menstruales, lo cual puede resultar cómodo, pero también supone el final de la vida fértil para siempre, y ya sabemos que el “para siempre” nos cuesta mucho de asimilar. No obstante, hay que tener en cuenta que una sociedad como la actual, en la que las mujeres viven de media 85 años, los 50 no suponen el final de nada, por lo que hay que saber aceptar la menopausia como una etapa más y comprender que no supone el final de nada, sino más bien el principio de algo que puede ser incluso mejor que lo anterior.

Consejos para llevar mejor esta etapa

En primer lugar, no le tengas miedo, es una etapa más en la vida de una mujer a la que todas llegamos antes o después y, de hecho, llegar a ella es algo bueno ya que supone seguir vivo.

Para que sea lo más llevadera posible, es importante que busques información al respecto de fuentes fiables (tu médico, webs especializadas, libros) para que sepas qué te puedes esperar. En esto, como en otros muchos temas, la genética es importante, por lo que puedes preguntarle a tu madre cómo fue su menopausia, ya que es muy probable que la tuya sea similar, aunque la intensidad de los síntomas depende también de otros aspectos como la dieta o la salud general. Y eso nos lleva a otro consejo súper importante parta esta etapa: cuídate mucho. Como hemos visto, los estrógenos nos protegen de muchos problemas y enfermedades, por lo que, al disminuir estos, es fundamental que nos protejamos nosotras mismas.

Cuida tu dieta, evita las grasas saturadas, los azúcares y el aumento de peso. Procura consumir muchas frutas, verduras, legumbres y grasas saludables con omegas 3 y 6. También es importante que no fumes ni bebas mucho alcohol. El ejercicio te ayudará a sentirte mejor por dentro y por fuera, así que procura realizar ejercicio 3 o 4 veces por semana. Aunque cualquier deporte es bueno, en esta etapa son más recomendables algunos como el yoga, el pilates, el taichí, la gimnasia de mantenimiento o la natación.

Si tus síntomas son muy intensos y molestos, habla con tu médico sobre la posibilidad de seguir un tratamiento hormonal. Si no, existen muchos consejos y remedios naturales para controlar los síntomas. Por ejemplo, si tienes sequedad vaginal y sufres dolor en las relaciones sexuales, usa un lubricante natural. Si te cuesta dormir, procura evitar el estrés y tomarte infusiones tranquilizantes como la valeriana o la pasiflora. Si los sofocos no te dejan en paz, usa varias capas de ropa, pásate un cubito de hielo por la cara o mantén tu cada ventilada y fresca.

Existen muchas plantas que ayudan a controlar los síntomas menopáusicos ya que contienen fitoestrógenos, estrógenos naturales, como la soja, la maca o el trébol rojo.

Por último, recuerda que la menopausia no es algo mal ni que debas ocultar, tan solo es una fase más en la vida que todas debemos alcanzar. Ni tiene por qué ser tan mala, ni durar tanto. Infórmate bien, busca alivio para tus síntomas y molestias y mira el lado bueno de las cosas. “Los 50 son los nuevos 40”, así que estás en la flor de la vida y te queda mucho por vivir y disfrutar.

Fuente: Thornton MJ. The biological actions of estrogens on skin. M. J.Thornton. Exp Dermatol 2002: 11: 487–502. C Blackwell Munksgaard, 2002. http://faculty.washington.edu/andchien/PDFs/HuBio/estrogen.pdf

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración