×

Menopausia y depresión

Menopausia y depresión

El concepto de menopausia como tal se refiere exactamente al último periodo que la mujer tiene a lo largo de su vida, es decir, a la supresión natural de la regla y al cese definitivo de la actividad ovárica. Y, al igual que esta tiene relación con trastornos como la ansiedad, también tiene relación con otros como podría ser la depresión. ¿Quieres saber por qué? Te lo contamos todo en este artículo.

Índice

Es importante saber también que la menopausia aparece entre los 44 y 56 años aproximadamente y esta divide el climaterio (etapa de la vida de la mujer que dura entre 10 y 15 años y durante la que se produce la menopausia) en dos fases: premenopausia y posmenopausia. La premenopausia dura entre tres y cinco años y se trata de la fase en la que comienzan a aparecer varios síntomas. Sin embargo, la postmenopausia es aquella fase que comienza un año después de la última menstruación y que dura entre siete y diez años.

Parece bastante complicado muchas veces aceptar la palabra menopausia sin el término de depresión menopáusica, pero ¿por qué? Este tipo de depresión hace referencia a un conjunto de síntomas derivados de la personalidad previa, los cambios y los desequilibrios neuroendocrinos y circunstancias vitales, pero también de las diferentes dificultades de adaptación. De hecho, un elevado porcentaje de mujeres durante la menopausia o han padecido ya o padecen este trastorno. Por eso, su prevalencia alcanza entre el 4,5 y el 9,3%. El problema está en que de ese elevado porcentaje muchas jamás van a recurrir al psiquiatra ni tampoco a recibir tratamientos antidepresivos apropiados sino simplemente a ser atendidas por sus médicos de cabecera u otros especialistas.

¿Qué es la distimia? ¿Y el trastorno adaptativo con depresión?

La distimia también es otro tipo de depresión o más bien “neurosis depresiva” que puede padecer la mujer en la menopausia. La depresión distímica es el único tipo, de hecho, que con más frecuencia ocurre en las mujeres de edades próximas al climaterio. Esta se trata más bien de una alteración crónica del estado de ánimo, aunque de menor intensidad que otros tipos de depresiones.

Por su parte, el trastorno adaptativo con depresión, que en realidad debería denominarse de otra manera al tratarse más bien de una reacción depresiva anormal, se caracteriza por la presencia de síntomas depresivos en respuesta, por ejemplo, a un estrés reconocible.

¿Qué hacer en la menopausia cuando la mujer tiene depresión?

La depresión como tal podría definirse como el trastorno del estado de ánimo que se va a caracterizar por la percepción de tristeza, infelicidad o melancolía durante un largo periodo de tiempo. De hecho, y en relación con la depresión, deberíamos nombrar al menos la melancolía involutiva que, aunque antes había diversas opiniones con respecto a este tema, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “la melancolía involutiva no es considerada como una entidad independiente sino como una depresión grave que puede ser incluida en algunos tipos de trastornos afectivos más específicos”.

Por suerte, existen algunas actividades beneficiosas a nivel mental que tienen numerosos efectos beneficiosos a nivel mental como son los juegos de memoria y concentración, las actividades corporales como la danza, el teatro, el baile o los juegos deportivos; la musicoterapia, que de hecho se ha descubierto que la música puede ayudar a eliminar tensiones psicofísicas y que también esta ayuda a normalizar nuestro estado mental; la talasoterapia, que es una técnica hidrológica que utiliza elementos del medio marino como los agentes terapéuticos; y las técnicas de relajación que, aunque existen distintos tipos, deben ser supervisadas por un terapeuta que controle adecuadamente y guíe al paciente.

Pero ¿por qué es mucho más marcada la depresión durante este periodo?

Durante la fase de la menopausia, la depresión está mucho más marcada porque existe una disminución considerable de ciertas hormonas como los estrógenos y la testosterona a los que se suman además otros factores que aumentan el nivel de estrés que sufre la mujer por incomodidad de la nueva situación en la que se encuentra. Además, se debe tener en cuenta también que algunos síntomas muy comunes de la menopausia como podrían ser los sofocos y el insomnio podrían agravarlo.

Pero ¿cómo identificar la depresión en general durante la menopausia?

Existen, no obstante, algunos signos o síntomas que podrían indicar si se padece o no depresión como son:

- los cambios de humor bruscos y de intensidad variable

- la tristeza

- la infelicidad

- la melancolía

- la ansiedad

- el estrés

- el cansancio

- la incapacidad para dormir adecuadamente

- la falta de atención

- y el desinterés por hacer cosas

Además, es importante prestar atención a los diferentes trastornos comunes en la menopausia ya que todos los trastornos asociados a esta etapa pueden afectar a la vida cotidiana y también a los ritmos biológicos. No obstante, lo que sí es cierto es que, aunque algunas mujeres apenas noten cambios y estos puedan ser algo más llevaderos hay otros que podrían convertirse en graves obstáculos en su vida diaria. Lo mejor en este caso será buscar ayuda de un especialista y decidir con él un tratamiento adecuado.

Fuente: Pajares, Francisco; Moraleda, Laura (2007), Cómo prevenir y tratar las secuelas de la menopausia. Ed. JAGUAR. Alonso Álvaro, Angel; Fuertes Rocañín, José C; de la Gándara Martín, Jesús J.; Martínez Guisasola, Javier; Pérez Hidalgo, Carmen; Tamayo Santamaría, Maite (1997), Menopausia y Trastornos Psicosomáticos, Madrid, Cauce Editorial.

Redacción: Ana Ruiz

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración