×

Sensación de vértigo en la menopausia

Sensación de vértigo en la menopausia

Los vértigos son una sensación que nos hace sentir que todo gira a nuestro alrededor; es una sensación que suele ir acompañada de mareos y que puede hacerte perder el equilibrio. Son comunes durante el climaterio, aunque, en la mayoría de los casos, son breves y transitorios.

Índice

 

¿Qué son los vértigos?

Cuando una persona tiene vértigo, siente que toda la habitación gira y da vueltas a su alrededor. No es exactamente lo mismo que los mareos, aunque muchas veces van unidos, ya que el mareo implica sentirse aturdido, desorientado. Lo que sí tienen ambas sensaciones en común es que nos pueden hacer perder el equilibrio y tropezar o caer.

El vértigo, además, suele ir acompañado de malestar general, inestabilidad, aturdimiento, confusión e incluso náuseas.

Estos episodios de vértigo, generalmente, son breves y transitorios y desaparecen de forma espontánea, por lo que muchas mujeres no le dan importancia. Sin embargo, cuando aparecen de forma habitual pueden afectar a la calidad de vida, por lo que es necesario averiguar la causa y buscarles el tratamiento más adecuado según esta.

¿Por qué aparecen los vértigos en la menopausia?

La falta de estrógenos que se produce durante la menopausia y en los años posteriores afecta al sistema nervioso, ya que los estrógenos influyen en el correcto funcionamiento de los vasos sanguíneos y, al disminuir su nivel, es normal que aparezca esta sensación de malestar y vértigo.

Además, los vértigos pueden verse favorecidos por otros síntomas que aparecen en esta etapa, como los sofocos, los problemas para dormir, el zumbido en los oídos, la ansiedad, las palpitaciones, etc. Por lo tanto, los vértigos durante esta etapa pueden ser algo habitual, pero también pueden ser síntoma de otros problemas de salud que requieran tratamiento, como neuronitis, enfermedad de Ménière, meningioma, enfermedad vascular, esclerosis múltiple, etc.

Por eso, si los vértigos son muy frecuentes y te producen un intenso malestar, o no desaparecen con los meses, es recomendable que acudas al médico para que te realice las pruebas necesarias por si la causa no fuera el climaterio, si no otra de las antes citadas.

¿Cómo tratar los vértigos?

Si el médico confirma que la causa de los vértigos son los cambios hormonales causados por la llegada de la menopausia, lo mejor que puedes hacer es seguir estas recomendaciones para evitar y tratar los vértigos hasta que desparezcan junto con otros síntomas de la menopausia:

1- Controla la presión arterial regularmente, ya que la tensión baja puede favorecer la aparición de estos episodios.

2- Reduce el consumo de sal para mantener la tensión en niveles saludables, además de prevenir la acumulación de líquido en los oídos.

3- La falta de hidratación favorece la aparición de los mareos y vértigos, así que debes beber unos dos litros de agua al día a sorbos pequeños, especialmente si tienes sofocos o sudores nocturnos, ya que pierdes más agua.

4- El hambre o el ayuno también favorecen los mareos o vértigos, por lo que no debes pasar más de 3 horas sin comer algo.

5- Evita el tabaco y el alcohol. Ambas sustancias pueden provocar mareos y dolor de cabeza.

6- Evita los ambientes calurosos, llenos de gente y cargados. Procura estar en habitaciones bien ventiladas y frescas.

7- Limita el tiempo de exposición a las pantallas, ya que pasar mucho tiempo mirando al móvil la tele o la tablet puede causar mareos.

8- Practica ejercicios de respiración profunda que pueden ayudarte durante los episodios de vértigo al hacer que el cerebro reciba el oxígeno suficiente. Inhala mientras cuentas de uno a cinco y exhala haciendo lo mismo.

9- La fitoterapia puede ayudarte a reducir los mareos y los vértigos. Algunas plantas que son recomendables si sufres este trastorno son la pimienta cayena, el jengibre, las grosellas o las semillas de coriandro.

10- El ajo es un buen remedio natural para tratar los mareos de la menopausia. Puedes incluirlo en tus platos o preparar una infusión con él y beberla a lo largo del día. El agua con limón también permite mejorar los niveles de glucosa en el organismo, evitando los mareos.

11- Los masajes tienen propiedades calmantes y pueden evitar los mareos y vértigos, para hacerlo más eficaz, puedes usar aceite de lavanda.

12- Existen algunos ejercicios que pueden tratar los mareos y los vértigos. Por ejemplo, ponte de pie con la espalda recta y mueve el cuello lentamente a favor y en contra de las agujas del reloj. Otro ejercicio es concentrarse en un punto fijo y abrir y cerrar los ojos. Estos ejercicios ayudan a mantener alerta el sistema nervioso, evitando que la falta de flujo sanguíneo cause mareos y vértigos.

13- Evita el estrés y procura dormir y descansar bien.

14- Cuando sientas vértigo, siéntate, cierra los ojos y no realices movimientos bruscos.

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración