×

Síntomas y signos de menopausia

Síntomas y signos de menopausia

La menopausia es el momento en la vida de la mujer en el que, tras 12 meses consecutivos sin la regla, sus ovarios dejan de funcionar y se acaba su vida fértil. Como decíamos, es un momento en el tiempo, pero viene precedido por varios años de cambios en los que van apareciendo los síntomas y signos principales que nos hacen sospechar que la menopausia está en camino. ¿Quieres conocerlos?

Índice

 

Causas de la menopausia

La menopausia es un proceso natural e ineludible que llega entre los 45 y los 55 años a todas las mujeres sin distinción, aunque es cierto que puede haber grandes diferencias entre unas y otras en cuanto a la intensidad y frecuencia de los síntomas asociados a ella. Pero, sea antes o después, todas las mujeres acaban llegando a la menopausia, lo que supone el final de su vida fértil, es decir, ya no pueden tener hijos de manera natural.

Este proceso se debe al deterioro natural de las hormonas reproductivas, estrógeno y progesterona, cuyos niveles comienzan a descender entre los 40 y los 50 años. Estas hormonas, que son las que regulan la menstruación, sufren durante los años previos a la menopausia subidas y bajadas en sus niveles, lo que supone que la mujer comienza a experimentar ciclos más o menos largos, más o menos intensos y más o menos frecuentes hasta que los ovarios dejan de liberar óvulos.

En general, esta es la causa principal de la menopausia, pero en ocasiones, la menopausia puede adelantarse por diversos motivos, como una histerectomía, una intervención quirúrgica en la que se extirpa el útero, lo que causa que se produzca menos estrógenos y progesterona. También haber pasado por un tratamiento de quimioterapia o radioterapia a causa de un cáncer o sufrir insuficiencia ovárica prematura debido a factores genéticos o a una enfermedad autoinmunitaria.

Síntomas a corto y medio plazo

En los años previos a la llegada de la menopausia, lo que se conoce como perimenopausia, aparecen los primeros síntomas y signos de este proceso:

1. Menstruaciones irregulares: los cambios en las hormonas reproductivas hacen que los periodos se vuelvan irregulares, es decir, tarden más o menos tiempo en sucederse. Además, suele haber cambios en la intensidad del flujo. Este proceso acaba cuando las reglas cesan para siempre.

2. Sequedad vaginal: los cambios hormonales provocan falta de elasticidad y lubricación en los tejidos vaginales, lo que provoca esta sequedad vaginal (menor intensidad del flujo vaginal) que a su vez puede causar dolor en las relaciones sexuales, sobre todo en la penetración.

3. Falta de libido: el deseo sexual desciende, lo que implica que la mujer no tiene ganas de hacer el amor con su pareja.

4. Sofocos: caracterizados por un calor intenso y repentino que se extiende por torso, cuello y cara, pueden ser muy molestos, durar varios minutos y provocar el enrojecimiento de la piel, palpitaciones y, posteriormente, escalofríos y sudores. En el 20% de las mujeres los sofocos persisten por más de 5 años.

5. Problemas para dormir: los sofocos, los sudores nocturnos, la ansiedad, el estrés y los problemas propios de la edad pueden causar muchos problemas para dormir, entre los que se encuentran tanto problemas para conciliar el sueño como frecuentes despertares.

6. Cambios de humor: las alteraciones hormonales provocan cambios de humor frecuentes, especialmente ansiedad e irritabilidad. También es habitual que la mujer se sienta cansada, abatida, le cueste concentrarse o se vuelva más agresiva.

7. Aumento de peso: el metabolismo se ralentiza no solo por la menopausia, sino por el envejecimiento del organismo, por lo que la mujer gana más peso y acumula grasa en ciertas zonas del cuerpo como el abdomen y las caderas. Además, resulta mucho más complicado perder los kilos ganados. La grasa corporal, que a los 20 años es del 26%, sube al 33% a los 40 años y al 42% a los 50 años.

8. Problemas en la piel y el cabello: los cambios hormonales afectan también a la salud y el aspecto del cabello y la piel, haciendo que el primero luzca más frágil y escaso y que la piel se vuelva más seca y aparezcan las manchas y arrugas propias de la edad.

9. Pérdida del volumen de los senos: la pérdida de firmeza de todos los tejidos afecta también a los senos, que pierden su volumen y se descuelgan de su posición.

Síntomas a largo plazo

Todos estos cambios hormonales y estos síntomas provocan profundos cambios fisiológicos que, unidos a los cambios propios del envejecimiento, hacen que la mujer, tras la menopausia, tenga mayor riesgo de desarrollar ciertas afecciones y problemas:

Osteoporosis: la menopausia hace que los huesos se vuelvan más frágiles y se pierda masa ósea, lo que aumenta el riesgo de fracturas. Las mujeres con osteoporosis son más propensas a sufrir fracturas en la columna vertebral, las caderas y las muñecas.

Colesterol alto: el descenso de los estrógenos hace que se acumule el colesterol malo en las arterias, lo que puede aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos.

Incontinencia urinaria: a medida que los tejidos de la vagina y la uretra pierden elasticidad, la mujer aguanta menos tiempo sin ir al baño y, además, puede sufrir pequeñas pérdidas de orina al toser, reír o levantarse. Asimismo, es más frecuente sufrir infecciones de las vías urinarias.

Para evitar estos problemas a largo plazo, que pueden traer consecuencias muy graves, es importante que la mujer empiece a cuidarse de manera especial desde los 40 años y cuide mucho su dieta, evitando las grasas, los azúcares, el tabaco y el alcohol y aumentando el consumo de productos naturales y con fibra (verduras, frutas, cereales integrales, legumbres). También debe beber mucha, llevar una vida activa haciendo ejercicio de menare regular, procurar dormir bien y evitar el estrés. Realizar ejercicios de kegel para evitar la incontinencia o usar lubricantes para la sequedad vaginal puede mejorar su vida sexual y su satisfacción general.

Recuerda que la menopausia es una etapa más en tu vida, solo debes prepararte y saber cómo cuidarte desde este momento.

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar