¿Cómo cuidarse a partir de los 50 años?

¿Cómo cuidarse a partir de los 50 años?

Cuidar nuestra salud es importante toda la vida, pero mucho más aún desde los 50 años, ya que se producen en nuestro organismo una serie de cambios que afectan a nuestra salud y pueden marcar esta en los años restantes. Por eso, es importante que sepas cómo cuidarte a partir de esta edad para vivir más tiempo y con mayor calidad de vida.

Índice

¿Qué cambios se produce en el organismo en torno a los 50 años?

Sin duda, el cambio principal en la una mujer en torno a los 50 años es la llegada de la menopausia. La menopausia es el fin de las menstruaciones y de la vida fértil causada por la disminución de las hormonas sexuales femeninas (estrógenos y progesterona). Y, sin duda, dejar de tener la regla tras 40 años con ella es un gran cambio para la mujer, así como saber que ya no puede quedarse embarazada de manera natural, pero no es el único cambio que provoca la menopausia, ya que los estrógenos participan en muchas funciones del organismo, por lo que su disminución puede causar muchos síntomas ligados a la menopausia (sofocos, sequedad vaginal, cefaleas, problemas para dormir, irritabilidad y cambios de humor), pero también problemas de salud como osteoporosis, enfermedades cardiovasculares o problemas genitourinarios.

Por eso, en cuanto notemos los primeros síntomas en la perimenopausia (la etapa previa a la menopausia), debemos comenzar a cuidarnos para evitar que esta disminución de los estrógenos afecte a nuestra salud.

Por otra parte, desde los 40 años el envejecimiento de nuestro organismo comienza a hacer patente tanto por fuera, con la aparición de las arrugas en la piel o las canas, como por dentro. Nuestro metabolismo se ralentiza, lo que provoca un aumento de peso que se concentra sobre todo en el abdomen. Y este problema no es solo estético, sino que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Las alteraciones del sueño también son frecuentes en los adultos a partir de los cincuenta, sobre todo en las mujeres a causa de los sofocos y sudores nocturnos de la menopausia. Además, los malos hábitos para dormir debido a horarios irregulares o los problemas emocionales y laborales propios de esta etapa pueden dificultar aún más el sueño. Y dormir poco aumenta el cansancio, la falta de concentración, el estrés, el aumento de peso, el riesgo de enfermedades cardiovasculares…

Consejos para cuidarse a partir de los 50 años

1. Para evitar el aumento de peso y sus problemas, lleva una dieta equilibrada y sana rica en alimentos frescos. Reduce las cantidades y las calorías consumidas.

2. En cuanto notes los síntomas de la perimenopausia, infórmate sobre los tratamientos y remedios, tanto naturales como farmacológicos, para minimizar el impacto negativo de la menopausia en tu vida.

3. Evita el tabaco y el alcohol, sustancias muy perjudiciales.

4. Incluye en tu dieta antioxidantes, calcio, vitamina B, vitamina D, fibra, zinc, magnesio...sustancias esenciales para cuidar tu organismo y evitar los problemas de esta edad.

5. Procura dormir y descansar. Para ello, acuéstate todos los días a la misma hora y antes de las 12 de la noche, evita las cenas abundantes, los aparatos electrónicos en la habitación, el ruido… Si aún así no duermes bien, consulta a tu médico sobre la posibilidad de tomar suplementos de melatonina.

6. Haz ejercicio físico de manera regular. Se recomienda unos 150 minutos a la semana, además de ejercicios de entrenamiento/fuerza.

7. Bebe mucha agua para mantenerte bien hidratada.

8. Reduce la sal en las comidas.

9. Para prevenir y controlar la presión arterial alta es importante mantener un peso normal, hacer ejercicio todos los días, mantener una dieta sana y moderar el consumo de sal y alcohol.

10. No te olvides de los chequeos y pruebas de medicina preventivas como los análisis de sangre, citologías vaginales, ecografías o mamografías, sangre oculta en heces, densitometrías, etc. Estas pruebas permiten detectar a tiempo enfermedades graves como el cáncer de mama, de útero, de cérvix, de colon, etc. Enfermedades que, si se diagnostica y tratan a tiempo, pueden ser curables.

11. Procura estar al aire libre y tener contacto con la naturaleza para disfrutar de sus beneficios, evitar la contaminación, obtener más vitamina D, etc.

12. No te olvides de tu vida sexual, mantener una vida sexual activa es clave para el bienestar físico y emocional.

13. Mantente activa, queda con tus amigas, viaja, haz actividades mentales que mejoren tu memoria… No te quedes quieta. Las expectativas de vida se aumentan cuando una persona mantiene las relaciones con sus amigos.

14. Cuida también tu salud mental y estate atenta a posibles síntomas de ansiedad, estrés o depresión.

¿Todo es malo a partir de los 50 años?

La buena noticia es que cumplir 50 años no es el final de tu vida, ni emocional, ni laboral, ni sexual… Las mujeres de 50 años que se cuidan tienen por delante una esperanza de vida de más de 30 años en los que disfrutar y vivir muchas experiencias.

Además, con 50 años eres más segura de ti misma, sabes lo que te gusta y lo que no y puedes disfrutar más de la vida, ignorando aquellas cosas que no te aportan nada bueno.

Asimismo, hay determinadas funciones cerebrales que se agudizan, sobre todo en aquellas mujeres que se mantienen realmente activas.

En el trabajo puede que hayas llegado más alto que nunca y estés disfrutando de tu éxito. También en lo personal y amoroso puedes estar viviendo una época relajada y feliz.

Así que no te asustes por llegar a los temidos 50, aprende a cuidarte y disfruta de esta nueva etapa.

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

×