×

Menopausia y problemas digestivos

Menopausia y problemas digestivos

La menopausia es una etapa en la vida de la mujer en la que se producen muchos cambios fisiológicos a causa de las alteraciones hormonales tan grandes que se sufren en esta fase, las cuales causan muchos síntomas y molestias entre los que encontramos los problemas digestivos. Por eso, no te extrañe si, de repentes, tienes muchos gases, hinchazón o estreñimiento.

Índice

 

Menopausia y gases

Los gases son normales en todas las personas ya que se producen durante la fermentación de los alimentos en el estómago y los intestinos en la digestión. Asimismo, la eliminación del exceso de gas (mediante los eructos o la flatulencia) también es normal. Sin embargo, cuando estos gases son tan abundantes que causan dolor, hinchazón de la tripa o mal olor, pueden interferir en la vida de esa persona y resultar muy molestos, por lo que habría que tratarlos.

Los gases suelen aparecer cuando el metabolismo no trabaja de manera correcta por diversos motivos. Cuando la digestión se ralentiza o el proceso digestivo se ve alterado por cualquier motivo, el organismo crea más gases de lo habitual y, si no se expulsan, causan dolor estomacal.

Esta ralentización de la digestión o esos cambios en el metabolismo pueden estar causados por los cambios hormonales de la menopausia, que afectan al proceso digestivo. Y es que los estrógenos se encargan, entre otros muchas cosas, de estimular al intestino, por lo que al descender sus niveles durante todo el climaterio, es normal que el aparato digestivo no funcione de manera correcta y aparezcan los gases. Además, en estos años hay un cambio en la forma que los alimentos se descomponen en nuestro organismo, por lo que es habitual que surjan estos y otros problemas, aunque no siempre se dan.

¿Qué se puede hacer?

Para evitar los gases lo primero que debemos hacer es evitar aquellos alimentos más flatulentos, como las coles de Bruselas, la coliflor, la lechuga, el repollo, las alcachofas, los nabos, las acelgas, el pimiento, las habas, las alubias, los garbanzos, las lentejas, los cereales integrales, etc.

También se deben evitar los fritos y rebozados y optar por los alimentos cocidos, al vapor o asados. Evita las bebidas sin gas y bebe a sorbos, sin pajitas. Come sentada y tranquila, masticando bien la comida. Evita el consumo de chicle.

Es conveniente emplear remedios naturales para los gases como el jengibre. Incluye un trozo de jengibre fresco en tus comidas o prepáralo en infusión y bébela después de comer. El ajo en cantidades moderadas también ayuda a eliminar los gases y la acidez causados por la menopausia. O las semillas de hinojo, que calman los gases de manera rápida, solo debes tomar dos tazas de té realizada con estas semillas dos veces al día.

Estreñimiento en la menopausia

De nuevo, el ralentizamiento de las digestiones puede causar estreñimiento, ya que las heces tardan más en evacuarse. Asimismo, el estrés y la ansiedad de esta etapa hacen que muchas mujeres no se alimenten de manera sana, lo cual puede empeorar este problema.

¿Qué hacer?

Lo mejor contra el estreñimiento es una dieta rica en fibra. Incluye en tu alimentación diaria cereales integrales, legumbres, verduras y fruta. Asimismo, debes beber unos dos litros de agua al día, entre las comidas y siempre a sorbos pequeños. El ejercicio regular también favorece el tránsito intestinal.

Por otra parte, hay muchos remedios naturales que ayudan a evitar el estreñimiento, como tomar ciruelas pasas en ayunas, desayunar un kiwi, tomar una cucharada de aceite de linaza mezclada con zumo de naranja, beber un vaso de agua tibia nada más levantarse, hacer un zumo con dos manzanas y medio vaso de aceite de oliva y bebérselo antes de irse a la cama o tomar varias veces a la semana una infusión de aloe vera.

Hinchazón y otros problemas

Los gases, el estreñimiento y la ralentización de las digestiones hace que el vientre pueda hincharse después de las comidas, lo cual resulta muy molesto. Además, estos desequilibrios hormonales y en el metabolismo pueden causar otros problemas como incontinencia fecal, causada por una mayor relajación de los músculos de la pelvis. Reflujo, acidez, falta de apetito, hipos e incluso problemas en el funcionamiento del hígado son algunos otros problemas relacionados con las digestiones que pueden aparecer en la menopausia y en los años posteriores a ella.

¿Qué hacer?

Lo mejor es que sigas una dieta saludable, rica en alimentos naturales, que evites aquellos alimentos que notes que te sientan mal y que tomes después de las comidas infusiones que te ayuden a realizar la digestión.

Si los problemas persisten o son muy intensos, consulta a tu médico.

¿La menopausia afecta al síndrome de colon irritable?

Recientes estudios epidemiológicos y observaciones clínicas han podido comprobar que las hormonas sexuales, entre las que se encuentran los estrógenos, tienen un papel muy importante en el eje formado por el cerebro, el intestino y la microbiota (las bacterias intestinales). Esto puede hacer que, efectivamente, las mujeres que sufren síndrome del colon irritable presenten menos problemas o episodios cuando llegan a la menopausia, ya que su nivel de estrógenos desciende abruptamente.

Y es que está comprobado que esta enfermedad afecta más a las mujeres entre la adolescencia tardía y los 40 años largos, pero una vez llegados a la época de la menopausia, hay la misma incidencia en hombres, lo que confirma que las alteraciones hormonales propias de la etapa fértil afectan a esta patología.

Así, en un estudio publicado en la revista Mundial Journal Gastroenteology, se afirma que las hormonas sexuales, sobre todo los estrógenos, pueden están implicados en el desarrollo del Síndrome de Intestino Irritable (SII). Esto estaría causado porque las señales bioquímicas hormonales pueden influir en el llamado eje microbiota-intestino-cerebro contribuyendo a alterar la motilidad y sensibilidad visceral y a activar la respuesta inmunitaria de la mucosa intestinal.

También se piensa que los estrógenos pueden afectar en parta a la microbiota. Por lo tanto, es normal que, para muchas mujeres con este problema, los síntomas sean más leves los episodios menores al llegar a la menopausia, aunque se necesitan más estudios al respecto.

Fuente: Exploraciones Digestivas Funcionales. Laboratorio de Motilidad Digestiva. Dr. José F. Suárez Crespo - Médico Aparato Digestivo https://funcionales.es/tienen-los-estrogenos-un-papel-relevante-en-el-sindrome-de-intestino-irritable/Meier R, Beglinger C, Dederding JP, Meyer-Wyss B, Fumagalli M, Rowedder A, Turberg Y, Brignoli R. Influence of age, gender, hormonal status and smoking habits donde colonic transit time. Neurogastroenterol Motil. 1995;7:235-238.Sociedad Española de Patología Digestiva

Redacción: Irene García

¿Te ha gustado? 0

Comentarios
¿Quieres compartir tu opinión y comentarios con nosotros?

Enviar comentario

También te puede interesar

En el Instituto de la Menopausia utilizamos cookies técnicas propias y analíticas de terceros basadas en hábitos de navegación del usuario, para mejorar la calidad del servicio y medir la audiencia. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies Entendemos que acepta el uso de cookies en caso de que siga navegando. Puede gestionar las cookies en el Panel de Configuración